Yoga para tonificar brazos en casa: Ejercicios que NECESITAS conocer

Yoga para tonificar brazos en casa: Ejercicios que NECESITAS conocer

Las mujeres a menudo se olvidan de centrarse en los hombros cuando se trata de hacer ejercicio. El primer signo de un cuerpo trabajado son los brazos tonificados, ya que esas extremidades listas para la camiseta no son una casualidad. Para conseguir unos brazos tonificados hay que adoptar un doble enfoque. Hay que activar los músculos con el entrenamiento de fuerza y hacer cardio para reducir la grasa corporal. Y en este empeño, el yoga puede ayudar.

El yoga te ayudará a trabajar toda la musculatura de tus brazos. Casi todas las posturas de yoga en las que levantas o mantienes el cuerpo fuera del suelo fortalecen y dan forma a tus brazos, hombros y espalda para conseguir un aspecto delgado, fuerte y esculpido. Aquí tienes cinco posturas de yoga que te ayudarán a conseguir unos brazos tonificados de los que podrás presumir con orgullo:

1. Chaturanga dandasana o postura de plancha

Para realizar esta postura de yoga para brazos:

  • Comienza con la balasana (postura del niño) con los brazos extendidos hacia delante.Levanta las caderas de forma que los hombros queden en línea recta con las palmas de las manos y las rodillas se coloquen por debajo del hueso pélvico.
  • Mira hacia abajo mientras te aseguras de que la nuca y la cabeza queden paralelas al suelo.
  • Asegúrate de que los hombros se alejan de las orejas y el coxis se mete hacia dentro con la contracción de los músculos abdominales.
  • Ahora, sin cambiar la posición de la parte superior del cuerpo, estire la pierna derecha hacia atrás y luego la izquierda metiendo los dedos de los pies.
  • Su cuerpo debe estar en línea recta empezando por los hombros hasta los talones. Para desafiar más su fuerza corporal empiece a doblar los brazos por los codos manteniendo el cuerpo en línea recta.
  • El truco consiste en empujar el peso del cuerpo ligeramente hacia delante y acercar los codos hacia el torso.
  • Su cuerpo debe estar a cinco centímetros del suelo. Mantén la postura durante al menos 10 segundos con una respiración normal.

Veamos, finalmente, cómo se realiza este movimiento de la Chaturanga dandasana:

2. Adho mukha svanasana o perro mirando hacia abajo

Para comenzar a hacer el Adho mukha svanasana deberemos:

  • Túmbate en balasana con los brazos extendidos hacia delante.
  • Levanta las caderas en posición de tabla. Gira los dedos de los pies hacia dentro para enderezar las piernas.
  • Intenta bajar los talones para que las plantas de los pies queden completamente apoyadas en la esterilla.
  • Al mismo tiempo, estira los brazos rectos, saca el pecho y relaja la cabeza y los hombros.
  • Mantén la postura durante al menos 10 segundos con una respiración normal.

3. Bakasana o postura del cuervo

Se deben seguir los siguientes pasos si queremos realizar Bakasana correctamente:

  • Siéntese en malasana (postura de la guirnalda).Mantenga el contacto entre las rodillas y los tríceps y abra las palmas de las manos.
  • Coloque las palmas de las manos justo delante de usted en la esterilla haciendo equilibrio sobre las puntas de los pies.
  • Los codos deben estar doblados para apoyar las rodillas en los tríceps.
  • Aleja los hombros de las orejas, levanta la cabeza y utiliza la fuerza del núcleo para levantar los dedos de los pies.
  • Mantén el equilibrio en la postura durante al menos 10 segundos con una respiración normal.

4. Ardha-pincha mayurasana o postura del delfín

Para realizar este ejercicio de yoga para brazos deberemos:

  • Entra en ardha mukha svanasana o perro mirando hacia abajo.
  • Dobla el brazo por los codos, colocando los antebrazos en la esterilla.
  • Asegúrate de que los codos están colocados por debajo de los hombros.
  • Aleja los hombros de las orejas y relaja la cabeza al menos un centímetro por encima de la esterilla.
  • Asegúrate de que el pecho está sacado hacia fuera y los talones están abajo en todo momento.
  • Mantén la postura con una respiración normal durante al menos 10 segundos.

Si eres principiante, haz estas asanas bajo la guía de un profesional del yoga. Es imprescindible que empieces poco a poco, estirando tu cuerpo sólo hasta el límite que te permita. Si experimentas algún dolor al hacer estas asanas en casa, interrumpe la práctica.

Artículos Relacionados