Ubuntu, la emotiva palabra sudafricana que reflexiona sobre la vida

Ubuntu, la emotiva palabra sudafricana que reflexiona sobre la vida

Ubuntu es un principio ético, un valor existencial que nos insta a la interconexión, a la convivencia y el respeto. Se trata de un término de origen africano y, en concreto, de las lenguas zulú y xhosa. De hecho, entre los nativos del sur de África existe un bello refrán popular que dice “umuntu, ngumuntu, ngabantu” y que puede traducirse como ‘una persona es una persona a causa de las demás’.

Lo cierto es que siempre resulta interesante tomar contacto con estos legados lingüísticos de otras culturas. Al fin y al cabo, en las lenguas de cada país se instala también una forma de entender y representar el mundo. Así, en el caso de la palabra ubuntu, cabe señalar que evoca el concepto mismo de humanidad y que fue un símbolo de la revolución que inició Nelson Mandela en 1990.

También el clérigo y el político Desmond Tutu hizo suya esta palabra para integrarla en esa brújula moral que intentó traer a lo largo de su vida al país africano. Humildad, empatía, respeto, cohesión… Estamos ante una idea tan evocadora como filosófica en la que bien merece profundizar un poco.

“Una persona con ubuntu es abierta y está disponible para las demás. Respalda porque está segura de sí misma. Sabe que pertenece a una gran totalidad que se decrece cuando otras personas son humilladas o menospreciadas, cuando otras son torturadas u oprimidas”.

-Desmond Tutu-

Manos con palomas representando el ubuntu

Ubuntu, el bien común es el bien propio

Muchos solemos reflexionar sobre el sentido de la vida cuando llega una edad. Sin embargo, resultaría más enriquecedor y práctico empezar a hacerlo desde bien pequeños. De ahí el papel de la filosofía, de conceptos que engloban en su interior todo un compendio de valores, enfoques y nobles significados en los que pensar y hacer nuestros lo antes posible.

Ubuntu significa ‘yo soy porque nosotros somos’ y pocas ideas resumen tan bien lo que es (o debería ser) la humanidad. Como dijo Desmond Tutu, este término busca recordarnos que la esencia del ser humano está ligada a la comunidad y a la conexión respetuosa con los demás. Todos importamos, cada vida es importante y merecemos dignidad, respeto y consideración.

Juntos conformamos una unidad con sentido cuando nos respetamos y por ello, si hacemos daño a alguien, cada uno de nosotros también nos deshumanizamos. De este modo, y si recordamos la época del apartheid y el sistema de segregación racial vivido a finales de los 80 y principios de los 90 en Sudáfrica, podemos entender la trascendencia de esta idea.

La bondad nos conecta y da auténtico sentido a la vida

La bondad es el pegamento emocional que nos conecta los unos con los otros y esto es lo que ofrece auténtico sentido a la vida. La persona con ubuntu no solo practica la bondad, sino que la siente y entiende que sin ella nada se sostiene. El daño intencionado nos perjudica a todos y el horror de toda forma de agresión pervive en nuestro interior durante generaciones.

Recordemos la reflexión de Erich Fromm sobre la sociedad deshumanizada y su temor a que el progreso de lo tecnológico nos traiga un mundo más frío, egoísta y menos empático. La salvación o la estrategia para que esto no suceda es practicar el ubuntu, es recordar que únicamente cuando miramos por el bien común, prevalece también el propio.

Es más, trabajos de investigación, como el realizado en la Universidad Case Western Reserve, destacan que el altruismo revierte en la propia felicidad. Tal y como enfatiza la filosofía ubuntu, “yo soy porque nosotros somos y dado que juntos somos, entonces yo soy”.

Ubuntu es un tipo de filosofía que enfatiza la unidad de la humanidad. Se trata de un valor que ha estado presente durante generaciones en muchos pueblos africanos.

Personas uniendo sus manos simbolizando el ubuntu

La filosofía ubuntu para superar la división entre nosotros

Somos una humanidad regida por lo tecnológico, también por las diferencias sociales, la incertidumbre y un profundo sentimiento de soledad. Estamos más conectados que nunca, pero a su vez nos sentimos vacíos y hasta faltos de sentido. A veces, miramos al futuro con esperanza y casi siempre con temor.

En este mundo diverso regido por infinitos intereses y con grandes carencias, necesitamos más que nunca este concepto, esta filosofía. Ubuntu es el ejercicio de la tolerancia y el cuidado del otro. No podemos tratar a los demás como seres desechables, porque entonces creamos divisiones y alzamos muros que nos separan.

El sentido de la vida es alcanzar la unidad con quienes nos rodean, respetar, saber escuchar, empatizar y crear puentes. Esa es la auténtica felicidad, la solución que atempera y disuelve nuestros miedos y soledades. “Yo soy porque nosotros somos” es un mensaje tan bello como esperanzador que vale la pena convertir en nuestro mantra.

La entrada Ubuntu, la emotiva palabra sudafricana que reflexiona sobre la vida se publicó primero en La Mente es Maravillosa.

Artículos Relacionados