¿Tienes granos en la frente? Causas, hábitos para prevenirlos y remedios caseros para combatirlos

¿Tienes granos en la frente? Causas, hábitos para prevenirlos y remedios caseros para combatirlos

Asociamos fácilmente los granos en la frente con la etapa adolescente pero lo cierto es que pueden aparecer a cualquier edad y por muy diversos motivos. Entre los más frecuentes: el estrés, la dieta, una mala higiene, los desequilibrios hormonales, algunos medicamentos e, incluso, en tipo de peinado o determinados productos que utilizamos para el cabello y el rostro. El proceso para su aparición siempre es similar: se produce un aumento del sebo (la grasa que lubrica el pelo y la piel) y éste obstruye los poros provocando que la bacteria del acné se quede atrapada y se vaya reproduciendo.

Pero detengámonos con mayor detenimiento en algunas de estas causas más frecuentes:

El estrés y también la ansiedad o la tristeza son sentimientos que puede provocar la aparición de granos. ¿Por qué? Hacen que el cuerpo libere adrenalina, una hormona que aumenta la capacidad para estar activos pero que, al mismo tiempo, hace que las glándulas sebáceas funcionen a mayor velocidad. Esto provoca que los poros se obstruyan y aparezcan los antiestéticos granitos.

Incluir en nuestra dieta productos poco recomendables como la comida rápida o el alcohol también tiene consecuencias para nuestra piel. El hígado dedica más tiempo a trabajar contra lo que hemos ingerido y menos al proceso de desintoxicación de la piel.

Los cambios hormonales también afectan de forma notable a la piel. En los días previos al periodo de las mujeres el nivel de estrógenos (la hormona que mantiene bajo control la producción de sebo) baja considerablemente haciendo que aparezcan esos antiestéticos granitos. La pubertad también es otro momento donde los niveles hormonales fluctúan notablemente originando su aparición.

Asimismo, tener un pelo con tendencia grasa o llevar flequillo pueden provocar también la aparición de granos en la frente ya que la piel respira con menos facilidad. Por supuesto, no lavarse el pelo y el rostro con frecuencia puede ocasionar depósitos de grasa en la frente así como el uso de determinados geles, aceites o ceras para el cabello o un exceso de maquillaje.

Por último, determinados medicamentos como los esteroides, los anticonvulsivos, los barbitúricos o el litio pueden ocasionar la aparición de granos como efecto secundario.

¿Podemos evitar su aparición?

Podemos y debemos. De hecho, seguir las rutinas que mencionamos a continuación es una de las mejores formas para prevenir su aparición.

– Rutina facial: Seguir una rutina facial diaria es uno de los mejores aliados para mejorar el aspecto de la piel. Como mínimo hay que hacer una limpieza todas las noches para eliminar las impurezas y restos de maquillaje de los poros y dejar que respiren mientras dormimos. Si podemos añadir otra por la mañana, mejor que mejor.

Lo ideal es utilizar un gel limpiador suave, que sea respetuoso con la piel, un tónico facial y, a continuación, aplicar una crema hidratante ligera. Si la piel es grasa y tiene tendencia a la aparición de granitos, se recomiendan las cremas a base de agua y libres de aceites. Podemos añadir el uso de exfoliantes dos o tres veces por semana.

– Extremar el lavado de manos y evitar tocarse la cara: 
Las bacterias pasan directamente de la piel al rostro, causando impurezas y empeorando el aspecto de los granitos si ya han aparecido en la frente. Al tocar y presionar la piel, las bacterias pueden empeorar los granos, provocando más inflamación y dolor.

Limpiarse la cara inmediatamente después de haber hecho ejercicio físico o alguna actividad que provoque el sudor en la frente.

– Llevar una buena alimentación evitando el exceso de grasas saturadas, alimentos ultraprocesados y el alcohol. Lo ideal es una dieta rica en frutas y verduras, de la que se obtenga mucha vitamina C.

– Evitar la exposición constante al sol y en el caso de ponerse gorra y sombraos que no sean demasiado apretados.

¿Se pueden eliminar con remedios naturales?

Para el tratamiento de los granos de la frente cuando estos ya están inflamados son muy eficaces las cremas con zinc. Se pueden encontrar en las famarcias y desinfectan, previenen la propagación de gérmenes y bacterias, ayudan a que el grano se seque y cure de forma más rápida. Se recomiendan usar antes de irse a dormir para que actúen durante toda la noche.

Pero además hay también algunos remedios caseros muy efectivos para los granos:

– el aceite de árbol de té, que tiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas. Se puede adquirir en herbolarios y aplicar sobre cada grano con un bastoncillo de algodón.

– el aloe vera: se puede comprar gel puro y aplicar en la zona afectada antes de dormir.

– el limón: es otro remedio casero que todos además tenemos a mano. Su zumo es antibacteriano y evita que se multipliquen las bacterias. Se aplica también con un algodón sobre la zona afectada.

Algunos expertos recomiendan mezclar dos o tres cucharadas de gel de aloe vera con tres o cuatro gotas de aceite de árbol de té y aplicarlo a modo de mascarilla sobre la frente dejándolo actuar toda la noche.

Artículos Relacionados