Síntomas del cáncer de próstata: causas y tratamiento de la enfermedad que padecía James Michael Tyler, Gunther en ‘Friends’

Síntomas del cáncer de próstata: causas y tratamiento de la enfermedad que padecía James Michael Tyler, Gunther en ‘Friends’

El actor James Michael Tyler, conocido por dar vida al popular personaje de Gunther en Friends, ha fallecido este domingo a los 59 años de edad como consecuencia del cáncer de próstata que padecía en fase avanzada.

El cáncer de próstata es el tumor con más incidencia entre los hombres a nivel global. En el caso de España, cerca de 5.500 varones fallecen anualmente como consecuencia de esta enfermedad y cada año se diagnostican 25.000 nuevos casos, según la Asociación de Cáncer de Próstata (ANCAP).

Por lo general no suele causar síntomas en su etapa inicial y por eso es tan importante la detección precoz. En este sentido, "todos los varones mayores de 45 años que se encuentren en factores de riesgo deberían realizarse las pruebas de detección temprana de cáncer de próstata", añaden desde la asociación.

Un 75% de los pacientes con este tumor consiguen curarse, lo que se traduce en tres de cada cuatro personas diagnosticadas. Además, un 80% de los pacientes con cáncer de próstata de baja agresividad y localizado sobrevive más de 10 años sin necesidad de tratamiento.

Según la American Cancer Society, la mayoría de los cánceres de próstata se descubren a tiempo, pero los que se encuentran en una fase más avanzada pueden causar los siguientes síntomas:

Las causas concretas de su aparición no están claras. Los profesionales sanitarios saben que este tumor comienza cuando "las células en la próstata presentan cambios en el ADN. Los cambios instruyen a las células que crezcan y se dividan más rápidamente que las células normales y las anormales continúan viviendo cuando otras células morirían", explican los especialistas de la Clínica Mayo.

La acumulación de células anormales forma un tumor que "puede crecer e invadir el tejido cercano" y, con el tiempo, puede esparcirse hacia otras zonas del cuerpo provocando metástasis.

Aunque no se ha determinado la causa específica que provoca este cáncer, sí existen una serie de factores que incrementan el riesgo de padecerlo:

El tratamiento dependerá de la fase en la que se encuentre el tumor, así como la rapidez con la que se extiende o si ha afectado a otras zonas del organismo. Puede que el cáncer de próstata de bajo grado "no necesite tratamiento inmediato" y para algunos pacientes es posible que nunca se requiera, aunque los médicos aconsejen la vigilancia activa.

Esta vigilancia consiste en realizar "análisis de sangre regulares de seguimiento, tactos rectales y biopsias de próstata, para controlar el avance del cáncer", añaden en la Clínica Mayo. Si las pruebas muestran que el cáncer avanza, se puede optar por un tratamiento como la cirugía o la radiación.

"La vigilancia activa puede ser una opción para el cáncer que no provoca síntomas, se espera que crezca muy lentamente y se limita a una pequeña zona de la próstata", detallan. La cirugía, por su parte, es la opción para tratar el cáncer limitado a la próstata, esto es, que no se ha extendido. "Supone extirpar la próstata (prostatectomía radical), parte del tejido circundante y algunos ganglios linfáticos".

Por otro lado, "la radioterapia utiliza energía de alta potencia para destruir las células cancerosas", mientras que la quimioterapia utiliza medicamentos para la destrucción de las células de rápido crecimiento cancerosas. Este último tratamiento puede ser una opción para el cáncer avanzado y que ha provocado metástasis, así como para aquellos que no responden a la terapia hormonal.

Artículos Relacionados