Seis consejos para educar y acompañar al hijo mediano

Seis consejos para educar y acompañar al hijo mediano

Consejos Para Educar Al Hijo Mediano
En ocasiones, el orden de nacimiento puede derivar en el aprendizaje de roles que están condicionados por suposiciones y estereotipos. El hermano mayor fue hijo único durante un periodo concreto. El más pequeño recibe una atención especial por parte del entorno. El hijo mediano también ocupa un papel muy relevante. Es decir, es esencial que sienta que tiene su propio espacio sin ser eclipsado por los demás (algo que puede percibir si la atención de los progenitores no se reparte de forma equitativa). En Uno más en la Familia compartimos seis consejos para educar al hijo mediano en una familia numerosa:

1. Crear momentos significativos con cada hijo

El orden de nacimiento se enmarca en el relato del árbol genealógico y en la biografía familiar. Pero cada niño es único e importante. Por ello, es recomendable alimentar cada vínculo afectivo con la creación de momentos significativos que nutren de forma individual cada relación.

2. Establecer unas pautas comunes de educación

El proyecto familiar puede alinearse con unas pautas comunes que se aplican en la crianza de todos los hijos. Aquellos principios que educan en valores son clave más allá de cuál sea el orden de nacimiento. De este modo, existe un hilo conductor en las decisiones tomadas en la vida familiar. Aunque conviene adaptar cada cuestión a las necesidades concretas de cada hijo. Es decir, es recomendable tener en cuenta su modo de ser, su edad y su momento personal.

Educar Al Hijo Mediano

3. Evitar las comparaciones y potenciar las fortalezas personales

Por ello, es importante no hace comentarios que pongan el acento en la comparación del hijo mediano con su hermano mayor o menor. Es fundamental que encuentre su propio espacio para desarrollarse plenamente como un ser único. Potencia positivamente sus fortalezas y cualidades a través del reconocimiento.

4. Observa a tu hijo

Es esencial conocer a cada hijo tal y como es. La observación diaria se convierte en un componente clave para identificar posibles carencias y necesidades. Pero es recomendable que la observación no se centre, únicamente, en la perspectiva del orden de nacimiento. Existen otras muchas variables que influyen en la historia personal de cada niño.

5. Escúchale de forma consciente

Previamente hemos indicado que es importante que el hijo mediano encuentre su propio espacio para desarrollarse plenamente. Pues bien, la escucha ofrece el acompañamiento necesario durante el proceso de crecimiento. Esta escucha atiende las emociones, las expectativas, las ilusiones y la información que el niño comparte con el entorno.

Como Educar Al Hijo Mediano

6. Empatía

El hijo mediano no ha ocupado esta posición en la familia desde el nacimiento. Por ello, afronta un proceso de adaptación al cambio cuando también se convierte en el hermano mayor. Redescubre la infancia a través de la mirada de cada uno de tus hijos. Practica la presencia consciente y la empatía en la forma de guiar, acompañar y orientar a cada uno de ellos.

El nivel de felicidad de un hijo no depende de su posición en el orden de nacimiento porque cada uno ocupa un lugar especial en el corazón de sus padres, abuelos y tíos.

Artículos Relacionados