Receta de roscos de vino con aceite de oliva

Receta de roscos de vino con aceite de oliva

Los roscos de vino son excelentes para picotear de manera puntual, aprovechando así un dulce elaborado con ingredientes frescos de elevada calidad. La receta que te vamos a mostrar para prepararlos es muy sencilla, de forma que los podrás hacer en casa en poco tiempo. Conseguirás resultado muy sabroso, perfecto para sorprender a las visitas.

Antes de comenzar, es importante destacar que no pasa nada por consumir postres o alimentos dulces con moderación, siempre en el contexto de una dieta variada y equilibrada. Está claro que la mejor opción para culminar una comida son los lácteos fermentados o las frutas, pero también se pueden incluir otras alternativas más golosas con menos frecuencia.

Ingredientes para los roscos de vino

Para preparar unos exquisitos roscos de vino con aceite de oliva en casa, serán necesarios los siguientes ingredientes:

  • 300 gramos de harina de trigo.
  • 125 gramos de vino dulce.
  • 125 gramos de aceite de oliva.
  • 80 gramos de azúcar blanco.
  • Una cucharada y media de anís en grano.
  • 1 cucharadita de sésamo tostado.
  • 1 trozo de peladura de naranja.
  • 65 gramos de azúcar glas para el rebozado.
Los roscos de vino se preparan tradicionalmente con harina de trigo, pero puedes modificarla por otra variedad si así lo deseas.

Paso a paso

  1. Para comenzar, tuesta la harina. Para ello, colócala en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y cocina a 170 grados centígrados durante unos 20 minutos.
  2. Cuando se haya consumido la mitad del tiempo, remueve todo para que el tostado se produzca de manera uniforme.
  3. Una vez que coja un tono rubio, estará lista, pero es importante evitar que se queme.
  4. Superado este paso, tamiza la harina y reserva.
  5. Por otro lado, vierte el aceite de oliva en un cazo y fríe la peladura de naranja durante unos 5 minutos.
  6. Machaca el anís y el sésamo en un mortero hasta que se forme un polvo de ligero tamaño.
  7. Ha llegado el momento de elaborar la masa. Primero, mezcla la harina tostada, el azúcar, el anís y el sésamo en un bol. En el momento en el que los ingredientes estén bien integrados, añade el aceite frío y sin la cáscara de naranja junto con el vino dulce. Remueve todo hasta conseguir un resultado uniforme, pero sin amasar demasiado.
  8. Con la masa resultante, forma una bola y envuélvela en papel de plástico. Déjala reposar en la nevera durante unos 30 minutos.
  9. Pasado este tiempo, estira la masa con un rodillo y corta los roscos.
  10. Coloca los roscos en una bandeja de horno.
  11. Hornéalos a 170 grados centígrados durante 20 minutos. Tienen que quedar tostados.
  12. Rebózalos en azúcar glas y listo.

Contraindicaciones de los roscos de vino

Variedad de rosquillas.
Los roscos de vino con aceite de oliva pueden consumirse de manera puntual, siempre y cuando no existan problemas de salud para los que se desaconseje el consumo de azúcar.

A pesar de que los dulces pueden incluirse con moderación en el contexto de una dieta saludable, existe una serie de situaciones en las que sería mejor evitar preparaciones como los roscos de vino.

Por ejemplo, en el caso de personas que padecen diabetes. Estas son muy sensibles a los azúcares simples. Su consumo podría descontrolar la enfermedad y dificultar su manejo, según un estudio publicado en Nutrients.

Limitar el aporte de carbohidratos podría resultar una solución de cara a controlar los niveles de glucosa en sangre. Existen evidencias que demuestran que las intervenciones dietéticas restrictivas en glúcidos ayudan, aunque no siempre generan buena adherencia a medio plazo. Sea como fuere, lo importante es garantizar la individualización para conseguir que el tratamiento sea eficiente.

Por último, se recomienda especial cautela a la hora de consumir alimentos con bastante azúcar si existe algún problema relacionado con el estado de composición corporal, como el sobrepeso.

Lo mejor sería cuidar puntillosamente la dieta y realizar ejercicio físico para revertir el problema, según una investigación publicada en Current Gastroenterology Reports. Así, posteriormente se podrían incluir recetas de repostería en la pauta con moderación.

Prepara en casa roscos de vino con aceite de oliva

Tal y como has podido comprobar, preparar en casa unos deliciosos roscos de vino con aceite de oliva está casi al alcance de cualquiera. Son pocos los ingredientes necesarios para obtener un resultado excelente. Además, al ser una elaboración casera, carece de elementos que puedan resultar nocivos para la salud, como los aditivos o las grasas de tipo trans.

Para terminar, recuerda que será importante promocionar una serie de buenos hábitos de vida para asegurar que el organismo se mantiene eficiente con el paso de los años. Pueden comerse dulces de vez en cuando, pero la dieta ha de estar constituida fundamentalmente por alimentos frescos.

Las frutas, las verduras y otros alimentos naturales cuentan con una elevada densidad nutricional y no contienen en su interior elementos que puedan resultar negativos para el cuerpo humano.

The post Receta de roscos de vino con aceite de oliva appeared first on Mejor con Salud.

Artículos Relacionados