¿Qué es y por qué surge el acné?

¿Qué es y por qué surge el acné?

Prácticamente todo el mundo ha experimentado el acné en algún momento de la vida. Se trata de un problema en principio poco grave, pero que resulta molesto y que además lleva aparejado un importante estigma estético. Pero, ¿qué es exactamente y por qué aparece?

¿Qué es el acné y por qué aparece?

El acné es un problema común de la piel que se produce cuando los folículos pilosos se obstruyen con sebo, células muertas u otras sustancias. Al suceder esto, pueden aparecer diferentes tipos de lesiones: puntos blancos (poros cerrados obstruidos), puntos negros (poros abiertos obstruidos), pápulas (irregularidades rojas y pequeñas), granos (pápulas con pus en la punta), nódulos (bultos grandes, sólidos y dolorosos bajo la piel) y quistes (bultos dolorosos llenos de pus bajo la piel). Normalmente, el acné aparece en la cara, la frente, el pecho, los hombros y la parte superior de la espalda.

Aparece con mayor frecuencia en adolescentes y adultos jóvenes, lo que se explica por los cambios hormonales que se suceden en esta etapa de la vida (el aumento en la producción de andrógenos provoca que las glándulas sebáceas se agranden y secreten más sebo). Por esta misma razón, las mujeres pueden experimentar brotes también en la madurez, ligados a menudo al ciclo menstrual.

Además, algunos estudios parecen indicar que la alimentación también podría empeorar el acné en personas que ya lo sufran, si bien la evidencia más sólida es la que hay en torno a las comidas ricas en carbohidratos más que a las ricas en grasas. Aún así, este punto todavía no es del todo concluyente.

De la misma manera, se sabe que el estrés, aunque no provoca el acné, puede empeorarlo en momentos determinados en las personas que lo padecen previamente.

¿Cómo se trata el acné?

Aunque el acné en sí mismo no es grave, sí que es cierto que puede dejar cicatrices permanentes, por lo que conviene tratar de controlarlo. Para ello, existen varios productos de venta libre.

Si esta opción no da resultado, el siguiente paso sería acudir al dermatólogo, que si lo considera adecuado podría recetarnos diferentes medicamentos para evitar la aparición de nuevas lesiones, evitar las cicatrices o para lograr que éstas sean menos visibles. Aún así, la eficacia de estos también suele ser limitada, y en ocasiones el acné no termina de desaparecer completamente.

Artículos Relacionados