¿Qué es la observación directa en la escuela infantil?

¿Qué es la observación directa en la escuela infantil?

Observacion Directa En Escuela Infantil
Los alumnos exploran el entorno a través de los sentidos. Por tanto, observan aquello que les rodea por medio del sentido de la vista. Una mirada que también es esencial en el educador que, como profesional competente y responsable, realiza un seguimiento de la evolución de cada niño. La observación directa aporta un conocimiento esencial de la realidad de cada miembro del grupo.

Y los datos obtenidos a partir de la evaluación van más allá del reconocimiento de posibles dificultades de aprendizaje. Por tanto, es un seguimiento diario que se lleva a cabo en el contexto del aula. De este modo, es posible alinear las actividades, juegos y propuestas didácticas con las necesidades de los niños.

Observacion Directa En Educacion Infantil

La observación directa incrementa la comprensión en torno a la vida en el centro

La mirada del educador se centra en el largo plazo, es decir, realiza un seguimiento que se desarrolla en el tiempo. Además, la observación tiene un enfoque integral que pone el acento en el desarrollo pleno del bebé. Y, por otra parte, es una forma de evaluación que refuerza la enseñanza personalizada, porque tiene en cuenta las variables individuales de cada perfil.

La observación directa pone en valor el uso de herramientas de documentación que permiten realizar un registro de información. A través del proceso de documentación se realiza una recolección de datos que, en caso contrario, pueden pasar desapercibidos. La observación es clave para ir más allá de las conclusiones rápidas y superficiales. El educador realiza un seguimiento de la evolución de los alumnos que asisten al aula, sin embargo, los niños no son conscientes de que están siendo observados intencionalmente.

La observación directa es importante en las diferentes etapas de la vida académica. La valoración de los objetivos cumplidos no se comprueba, únicamente, por medio de los resultados obtenidos en los exámenes. La asistencia diaria en el aula ofrece una retroalimentación constante al profesor. Por ello, es un método de evaluación que adquiere una relevancia esencial en una escuela infantil. La observación directa es una expresión de atención, paciencia, comprensión, admiración, empatía y entendimiento. Por tanto, es un elemento básico para afianzar el vínculo. La observación se alinea con el presente. Es decir, conecta con cada persona a través del aquí y el ahora.

Observacion Directa En La Educacion Infantil

La importancia de la observación directa en la comunicación con los padres

La observación directa beneficia al alumno, pero también impulsa la excelencia en el trabajo llevado a cabo por el educador. Obtiene un conocimiento imprescindible para implementar los cambios necesarios en el aula. Por otra parte, fortalece la comunicación con las familias por medio de un lenguaje personalizado. La mirada de la observación es clave para identificar las fortalezas, habilidades, intereses y dificultades del niño.

La observación directa es constante y se prolonga a lo largo del tiempo. De este modo, no ofrece información puntual de un periodo muy concreto, sino que tiene una perspectiva holística. La observación directa es una expresión de acogida y una forma de acompañamiento. Un refuerzo positivo que crea un clima agradable en un espacio de aprendizaje en el que cada niño encuentra su lugar: se siente seguro, aceptado, querido y reconocido.

Artículos Relacionados