Qué es la muerte perinatal y el duelo por el fallecimiento de un bebé durante la gestación

Qué es la muerte perinatal y el duelo por el fallecimiento de un bebé durante la gestación

El embarazo y el nacimiento de un hijo es un momento que normalmente está rodeado de una gran ilusión, pero también es una etapa delicada en la que tanto la madre como el pequeño son especialmente vulnerables. Ello hace aún más dolorosas las complicaciones que pueden surgir.

Así, uno de los más trágicos desenlaces que pueden tener lugar es la muerte perinatal, que no es otra cosa que el fallecimiento temprano del feto o del recién nacido entre las 22 semanas de embarazo y los primeros siete días de vida.

Un período frágil

El periodo perinatal es precisamente ese, el comprendido entre la semana 22 de embarazo y el séptimo día de vida del bebé (de acuerdo con la definición que proporciona la OMS). En este lapso de tiempo, se produce una mortalidad relativamente baja (en España suele situarse entre los 4 y los 5 individuos de cada 1.000) por diversas causas.

Por ejemplo, pueden provocar esta mortalidad varios problemas de la placenta, distintas anomalías congénitas, complicaciones de la gestación o del parto o diferentes infecciones intrauterinas.

Sea como sea, hay que tener en cuenta que existe una serie de factores que aumenta de manera significativa el riesgo de muerte perinatal, y que en algunos casos están muy ligados a la desigualdad material: por ejemplo, los embarazos adolescentes, el nivel socioeconómico bajo o el acceso a un sistema sanitario de calidad.

Acompañamiento en el duelo

Al margen del aspecto puramente fisiológico, la muerte perinatal suele ser una tragedia muy dolorosa para los progenitores, con graves consecuencias a nivel psicológico.

Por ello, es especialmente importante que los padres reciban la atención y el acompañamiento indicados, ya que deberán afrontar un periodo de duelo muy difícil. De hecho, en los últimos tiempos las unidades de obstetricia de algunos hospitales han venido desarrollando protocolos y servicios destinados exclusivamente a estas situaciones; aún así, la comprensión y el apoyo de familiares y amigos es fundamental para reducir el dolor de los afectados.

Artículos Relacionados