¿Qué es la maternidad intensiva?

¿Qué es la maternidad intensiva?

Que Es La Maternidad Intensiva
La experiencia de la maternidad siempre adquiere matices particulares a partir del mundo de vista individual. Pero el concepto de maternidad también se enmarca en el contexto social de cada tiempo. Y, en la actualidad, se vive como intensiva.

Las madres dedican la mayor parte de su tiempo a estar con sus hijos durante sus primeros años de vida. Por tanto, se ocupan de sus cuidados, educación y acompañamiento de un modo principal. De este modo, el papel de la maternidad requiere tantas horas y tanto espacio que otras esferas se reducen de manera significativa. En ocasiones, incluso, desaparecen de forma gradual.

Maternidad A Tiempo Completo

La maternidad a tiempo completo

Por ello, el nacimiento de un hijo tiene una gran trascendencia en la vida de la mujer. Desde el punto de vista de la maternidad intensiva, la identidad femenina está muy vinculada con el deseo de ser una buena madre. Es una faceta que adquiere un gran protagonismo en el proyecto de vida personal. Por tanto, el adjetivo que describe este tipo de maternidad pone el acento en el cuidado y en la intensidad con la que se produce. Es un modelo muy arraigado en la sociedad actual. De hecho, existen creencias y estereotipos que están vinculados con este enfoque.

La maternidad intensiva sitúa a la madre ante un horizonte en el que elegir otras alternativas parece difícil. Cuando el tiempo dedicado a la maternidad es tan exigente, el desarrollo profesional queda condicionado por dicha perspectiva. Y, al mismo tiempo, existen algunas ideas que pueden vivirse con sentimiento de culpa. La defensa de la maternidad intensiva reside en los beneficios que ofrece al bebé. Existen muchas creencias que una persona puede tener en torno a lo que significa ser una buena madre.

Y algunos de esos prejuicios están vinculados con la idealización del vínculo. De este modo, muchas madres renuncian a expectativas importantes en otros ámbitos de su vida ante la aparente imposibilidad para cumplirlas. Motivo por el que algunas mujeres también posponen la decisión de ser madres o, directamente, la descartan. Porque la visión de la maternidad intensiva está tan interiorizada en la sociedad que puede tenerse, incluso, antes de haber formado una familia.

Dificultades Para Conciliar

Dificultades para conciliar la vida familiar y el trabajo

Por tanto, aunque el nacimiento de un bebé cambia la vida de padres y madres de forma holística, la transformación es todavía más significativa para ellas. Así ocurre, al menos, cuando son ellas las que experimentan una mayor responsabilidad en el cuidado diario del bebé. Y, en consecuencia, sus propios proyectos quedan condicionados o pasan a un segundo plano. La conciliación, por ejemplo, se vuelve un desafío.

Pero los efectos de la maternidad intensiva van más allá de la conciliación laboral. Dejan una huella en el estado de ánimo porque el elevado nivel de autoexigencia produce tensión y cansancio. La madre atiende constantemente las necesidades y el bienestar del bebé, pero no se cuida del mismo modo a sí misma. Sin embargo, las verdaderas dificultades que plantea la maternidad intensiva dependen, principalmente, de los estereotipos sociales.

Artículos Relacionados