¿Qué es la licantropía clínica? Estos son sus síntomas, sus causas y su tratamiento

¿Qué es la licantropía clínica? Estos son sus síntomas, sus causas y su tratamiento

Galicia es una tierra con un folclore ancestral, poblado por todo tipo de criaturas sobrenaturales y fenómenos misteriosos. A veces, sin embargo, la realidad se pone a la altura del mito, con historias como la del conocido ‘licántropo gallego’: un caso de licantropía clínica que aterrorizó a la España de su época.

¿Qué es la licantropía clínica? ¿Cuáles son sus causas?

La licantropía clínica es un trastorno psiquiátrico alucinatorio por el que el afectado presenta ideas delirantes, según las cuales se transforma en animal (a menudo, aunque no siempre, un lobo). Normalmente, se encuentra ligada a algunos trastornos afectivos o a la esquizofrenia, aunque en raras instancias puede aparecer como síntoma de otras condiciones.

Sus causas no se comprenden del todo, más allá de la posibilidad de que existan esos trastornos subyacentes. Se ha propuesto que precisamente el folclore y las creencias animistas pueden generar un marco más propicio a la aparición de esta manifestación (lo que explicaría por qué los casos han ido disminuyendo en la edad contemporánea, a medida que decaían estos elementos en las sociedades occidentales).

Igualmente, algunos estudiosos creen que podría deberse a lesiones neurológicas asociadas a diferentes enfermedades neurodegenerativas; o, incluso, que el delirio de transformación permite al individuo proyectar algunos impulsos, especialmente violentos o sexuales, evitando la culpabilidad y el afrontamiento del conflicto.

¿Cuáles son sus síntomas?

El síntoma más evidente de la licantropía clínica es la presencia del delirio de transformación en un animal, que no es necesariamente un cánido (se han descrito casos en los que los afectados creían transformarse en equinos, aves o incluso insectos, o varios animales en distintos momentos).

Este delirio, que puede ser referido por el paciente o que puede ser expresado mediante la adopción de comportamientos ‘animales’ (gruñir, caminar a cuatro patas, arrastrarse, comer carne cruda…) va acompañado de alucinaciones cenestésicas y hápticas por las que el afectado ‘siente’ cambios físicos en su propio cuerpo.

¿Cómo se trata?

Los casos registrados en tiempos recientes son muy escasos, lo que no ha permitido establecer líneas de tratamiento más o menos estandarizadas. Sin embargo, a nivel general, se puede optar por la administración de medicamentos antipsicóticos.

También, se piensa que la psicoterapia puede ayudar al afectado a entender las emociones ocultas que se manifiestan mediante la ‘transformación’.

Artículos Relacionados