¿Qué es la decoración emocional y cómo aplicarla?

¿Qué es la decoración emocional y cómo aplicarla?

No hay nada como llegar a casa y sentirnos felices, rodeados de espacios que nos ayuden a mantenernos positivos, vitales y alegres. En este sentido, la configuración de los espacios a través de los colores, los objetos, la distribución, la iluminación, la decoración y otros factores tiene un papel primordial. En este articulo, te enseñaremos sobre la decoración emocional y cómo aplicarla en tu hogar.

Aunque no seamos conscientes de ello, todos los muebles, la pintura y la decoración en general transmiten emociones, ya sea de calma, de paz, de alegría, de seguridad o de alguna emoción positiva. No obstante, también puede ser de intranquilidad, de ansiedad, de frialdad  o de negatividad. Por esta razón, poner la intención en crear espacios que favorezcan el bienestar es una gran idea.

A continuación, te explicaremos por qué la decoración emocional es tan importante en el interiorismo y juega un papel clave a nuestro favor para sentirnos bien. De esta forma, podrás dar un toque de armonía, tranquilidad y felicidad a los lugares que habitas.

¿Qué es la decoración emocional?

¿Qué es la decoración emocional y cómo aplicarla?
Presta atención a los colores, los muebles e, incluso, los olores de cada rincón de tu hogar y busca que todo te haga feliz.

La decoración emocional es un tipo de decoración que está encaminada a trasmitir y generar emociones positivas a través de la disposición de los espacios. La idea es conseguir la máxima comodidad y seguridad dentro de los espacios que habitamos para, así, tener serenidad, alegría y buena vibra. 

Se trata de una disciplina que busca que, además de ser estéticos, los espacios cumplan con otras funcionalidades que reporten beneficios para la salud física y emocional. De hecho, se fundamenta en la relación que hay entre la psicología y el espacio.

Al respecto, una publicación de la Universidad de las Ciencias y Artes de América Latina UCAL, señala que «la psicología y la arquitectura, son dos ciencias que siempre van de la mano, con relación al tema del interiorismo (…). El diseño es muy importante para promover, desarrollar o influenciar en el buen ánimo de las personas».

En este sentido, no necesariamente hay que llevar a casa lo que está de moda. Muchas veces cuando entramos en un almacén de muebles y decoración con el ánimo de remodelar nuestra casa, nos dejamos llevar por las tendencias.

No obstante, aunque no esté mal estar al tanto de las vanguardias en decoración, debemos tener en cuenta las preferencias y la comodidad de cada uno de los miembros del hogar.

Cuando hablamos de decoración emocional, no existen reglas. Lo importante es generar un espacio amable y agradable en el que podamos sentir que estamos realmente en casa. Asimismo, se debe favorecer que el lugar transmita emociones positivas para que se puedan tener buenas experiencias.

¿Cómo aplicar la decoración emocional?

Si bien hoy en día hay muchos diseñadores y arquitectos expertos en decoración emocional, también se trata de un proceso muy intuitivo y personal. No obstante, hay ciertos factores comunes en los espacios que generan bienestar. Debes tenerlos en cuenta al empezar a evaluar tu hogar.

Al respecto, la reconocida interiorista española Susana Cots indicó en una entrevista para el medio La Vanguardia que «el interiorismo emocional, bien trabajado, se puede convertir en un interiorismo terapéutico, que nos haga sentir mejor y nos aporte calma y serenidad». La experta señala que cada detalle es importante y que las viviendas deben ser tomadas como seres vivos; es decir que evolucionan y se pueden transformar.

A continuación, te señalamos algunos factores claves que debes tener en cuenta en el momento de aplicar la decoración emocional en tus espacios personales o laborales. ¿Estás preparado?

Decorar sintiendo las emociones que transmite cada espacio

Este el principio básico de la decoración emocional. Para ello, es preciso tomarse el tiempo de sentarse un rato en cada salón, habitación  o rincón del hogar para hacer una evaluación sobre lo que transmite el espacio.  Permítete sentir emociones y ver que sensación te transmite cada lugar.

Empieza por ver cuestiones como si está ordenado. Este es un aspecto fundamental que puede generar serenidad o, por lo contrario, una sensación de caos. Asimismo, revisa si es oscuro o luminoso y si te agrada el aroma. Todas estas percepciones y emociones que experimentamos hablan por sí solas y nos pueden dar la pauta sobre si es necesario hacer algún cambio.

Si sientes que estás en un ambiente pesado, con seguridad es momento de hacer alguna transformación. A veces, basta con retirar algunos objetos obsoletos para que el ambiente se sienta más fresco y menos pesado.

También, puedes pintar una pared, colocar una planta o cambiar un cuadro.  Lo importante es que después de hacer dicho cambio, tengas una sensación positiva que te permita sentirte más cómodo en el espacio.

Elige los muebles y los objetos de decoración adecuados

¿Qué es la decoración emocional y cómo aplicarla?
Busca muebles y objetos que te hagan feliz y te permitan disfrutar de tu hogar. Eso es decoración emocional.

A la hora de elegir cada mueble y objeto que va decorar nuestra casa, debemos estar seguros de qué nos transmite. De esta forma, para hacer la elección correcta es preciso priorizar un mobiliario que aporte comodidad, seguridad y armonía con el resto de la casa. De esta forma, garantizaremos que estamos haciendo una buena inversión.

Si por alguna razón recibiste algún objeto por un regalo o una herencia que no te agrada del todo, no debes tenerlo por compromiso. Siempre está la opción de donarlo o cambiarlo. En contraste, podemos elegir fotografías para decorar que evoquen momentos felices y divertidos . Asimismo, podemos tener souvenirs u objetos decorativos que nos recuerden viajes o a seres queridos.

Por otra parte, los libros aportan en la decoración emocional, ya que son fuentes de sabiduría y belleza. En este sentido, son buenos aliados y podemos tenerlos en los diferentes espacios. Por ejemplo, un libro de poesía o de fotografía que al abrirlo nos genere calma. Lo importante es colocar piezas que nos ayuden a reforzar el positivismo.

Ten presente la naturaleza

Las flores y las plantas son fantásticas para generar emociones positivas y propiciar ambientes que se sientan frescos y llenos de vida.  Se trata de seres vivos que con su magia, sus hermosos colores y sus aromas nos transmiten experiencias relajantes. No obstante, la recomendación es la utilización de plantas vivas y no artificiales.

Un estudio publicado en la Revista de antropología fisiológica evaluó la relación entre las plantas de interior y la reducción del estrés. Las conclusiones señalan que «la interacción activa con las plantas de interior puede reducir el estrés fisiológico y psicológico en comparación con el trabajo mental. Esto se logra mediante la supresión de la actividad del sistema nervioso simpático y la presión arterial diastólica, y la promoción de sentimientos cómodos, calmados y naturales».

Evita tener cosas en mal estado

Otra recomendación es evitar objetos en mal estado y averiados.  Lo mejor es reemplazarlos, al igual que aquellos objetos que no generan emociones positivas. Este punto puede ser fundamental cuando hay niños en casa. Si algún objeto les causa miedo, tal vez es mejor sacarlo de uso en pro de su bienestar.

Por otra parte, si las paredes están en mal estado, deberías pintarlas. Si la grifería falla, hay que repararla cuanto antes. Esta es unarecomendación para aplicar para toda la casa, pues cuando todo funciona bien, nosotros nos sentimos bien.

Mantén ordenados los espacios

El orden es de los aspectos de mayor relevancia cuando hablamos de aplicar la decoración emocional. Podemos tener los mejores muebles y accesorios en nuestro hogar; sin embargo, si nuestro espacio está desordenado o sucio, generará caos y estrés en nuestra vida.

No hay nada mejor que mantener nuestra casa limpia , con un aroma agradable y un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar.  Es importante tener espacios de almacenamiento para los objetos de temporada como los usados en Navidad.

Aprende sobre la psicología del color y la iluminación

La iluminación en la casa y los colores que visten nuestras paredes y muros son muy importantes en las emociones que sentimos. Antes de elegir el color que vestirá tu casa, es conveniente que leas sobre la psicología del color y cómo cada tono evoca sensaciones diferentes.

Por su parte, la iluminación también tiene un aporte importante en el estado de ánimo. De hecho, un salón bien iluminado aporta paz, tranquilidad y alegría.  A la hora de elegir la iluminación, es importante decidir bien el tipo de bombilla, pues las iluminaciones cálida y fría se deben usar en ambientes diferentes. En este sentido, la luz cálida genera una sensación de acogida y seguridad. 

Cuida los sentidos

Respecto al ruido, es importante vivir en un espacio tranquilo y lejos en lo posible de las autopistas o ruidos de la ciudad. Existe por fortuna la oportunidad de utilizar cristales y vidrios que aíslen los incómodos ruidos. De esta forma, es mucho más sencillo disfrutar de tranquilidad en el hogar.

Asimismo, es necesario fijarse en los aromas. Conceptos como la aromaterapia han demostrado que los olores también tienen influencia en el estado de ánimo. Aunque parezca un factor invisible, su presencia en el ambiente es fundamental para sentirse a gusto. Lo mismo sucede con las texturas. Por ejemplo, no es lo mismo encontrarse con una cobija suave que favorezca el sueño, que con una pesada y que genere picor.

¡Asesórate bien!

Como acabas de leer en este artículo, son diversos los factores que aportan al buen vivir en los hogares. Recuerda que a la hora de aplicar la decoración emocional, lo importante es sentirse bien en casa, por pequeña o grande que sea.

Por otra parte, es fundamental que no olvides tener en cuenta las opiniones de todas las personas que viven en el hogar, pues cada uno puede tener necesidades y preferencias diversas. Por esta razón, también es muy importante llegar a acuerdos y encontrar un punto medio en el que todos se sientan igual de cómodos.

Por último, una buena opción es contratar un diseñador o interiorista experto que nos ayude con la distribución del espacio, la elección de colores, de muebles y de objetos. Sin embargo, si no está dentro de tu presupuesto o preferencia, hay otrasopciones.

Te  recomendamos ver vitrinas de decoración, visitar páginas de interiorismo y buscar inspiración en las redes sociales o revistas. Es fundamental tomarse el tiempo necesario para identificar qué texturas, materiales y colores nos generan emociones más agradables.

The post ¿Qué es la decoración emocional y cómo aplicarla? appeared first on Mejor con Salud.

Artículos Relacionados