¿Qué es el Método AIPAP para embarazadas?

¿Qué es el Método AIPAP para embarazadas?

Metodo Aipap
El método de acondicionamiento general y pélvico en el agua fue creado y desarrollado por Félix Jiménez (especialista en Obstetricia y Ginecología). Es una programación de preparación para el parto que se desarrolla en el agua. Es un método que se prolonga a lo largo de 10 sesiones. Cada una dura en torno a 50 minutos. Las participantes aprenden 120 ejercicios. A su vez, el programa también está estructurado en sesiones que giran en torno a cinco objetivos diferenciados pero directamente relacionados.

Principales propósitos del método

Por ello, el Método AIPAP está alineado con el cumplimiento de las siguientes metas que incrementan el bienestar en la embarazada: capacidad aeróbica, desarrollo de la fuerza, elasticidad pélvica, cuidado de la respiración y, finalmente, repaso de lo aprendido. En definitiva, es un proceso que implica directamente a aquellas partes del cuerpo que intervienen en el parto.

La práctica de ejercicio físico es un hábito que puede integrarse en el estilo de vida de una mujer embarazada si no existen contraindicaciones al respecto. Y el agua crea un contexto especialmente práctico, cómodo y seguro para la realización de movimientos. Pues bien, las sesiones del método de acondicionamiento general y pélvico en el agua están coordinadas por profesionales que se han formado y certificado para ello.

Beneficios Del Metodo Aipap

¿Cuáles son los beneficios que produce la práctica del método en el embarazo?

En primer lugar, mejora el conocimiento del propio cuerpo y de los cambios que se producen en cada trimestre. La práctica de los ejercicios llevados a cabo favorece el mantenimiento de una postura corporal que incrementa el cuidado de la salud.

El ejercicio en el agua ofrece una agradable sensación de libertad y de ligereza en la realización de movimientos. Es un método que mejora el bienestar desde un enfoque holístico. A nivel físico, los ejercicios llevados a cabo ponen el acento en aquellos ligamentos, músculos y tendones que son importantes en el parto. Pero también produce efectos positivos a nivel anímico: reduce el estrés, alimenta el optimismo, produce sensaciones agradables y refuerza la conexión con el presente. La persona adquiere recursos y habilidades prácticas, por ejemplo, aprende a coordinar la respiración.

Además, mejora la forma física y mental. Por ello, se reduce el cansancio cotidiano. Uno de los principales beneficios del método es que incrementa el nivel de posibilidad de experimentar un parto normal.

El método fue creado en el año 2012. Desde entonces hasta la actualidad, son muchas las matronas que se han formado para impartirlo. Los ejercicios planteados están alineados con las necesidades de cada mujer en cada etapa de embarazo. Conviene puntualizar que con posterioridad a la creación del método se realizó una adaptación del mismo para poder desarrollarlo fuera del agua. Félix Jiménez, el creador del método, cuenta con diferentes méritos en su currículum. Obtuvo el Mejor expediente académico del examen EIR (Enfermero Interno Residente) en el año 2006.

Artículos Relacionados