¿Qué es el kumquat y cómo se usa en la cocina?

¿Qué es el kumquat y cómo se usa en la cocina?

El kumquat es una fruta cítrica de tamaño muy pequeño que puede asemejarse a una mandarina. Es de carácter exótico y cuenta con una gran cantidad de propiedades beneficiosas para el organismo. Se cultiva originariamente en China y destaca porque todo el fruto resulta comestible, incluso la piel.

A continuación, te vamos a comentar todos los beneficios del consumo de dicho alimento. Introducido en el contexto de una dieta equilibrada puede ayudar a incrementar la calidad de la misma. No obstante, no resulta fácil de conseguir, ya que se trata de un producto poco común en los países occidentales.

Propiedades nutricionales del kumquat

A la hora de hablar del valor nutricional del kumquat, hemos de destacar su escaso aporte calórico, de solo 71 kilocalorías por cada 100 gramos de alimento. Esto se debe a que en un 80 % está formado por agua. Dentro de los macronutrientes destaca la presencia de carbohidratos, en concreto de azúcares simples, con 15,9 gramos por cada 100 de fruta. Las proteínas y las grasas son prácticamente residuales en este caso.

Sin embargo, la situación cambia cuando hablamos de micronutrientes. Concentra cantidades significativas de vitamina C que ascienden a 43 miligramos. Al mismo tiempo, cuenta con fitonutrientes con capacidad antioxidante que neutralizan la producción de radicales libres. También con fibra, lo que permite que la absorción de los azúcares que aporta sea más gradual.

Beneficios del kumquat

El kumquat es un fruto cítrico
Debido a su composición alta en micronutrientes y antioxidantes, el kumquat podría aportar muchos beneficios para la salud.

Te vamos a contar cuáles son los beneficios generados a partir del consumo de kumquat y lo que dice la ciencia al respecto.

1. Menor riesgo de enfermar

La vitamina C es uno de los nutrientes implicados en el correcto funcionamiento del sistema inmunitario. Así lo evidencia un estudio publicado en la revista Nutrients. De este modo, un consumo regular del mismo asegura la reducción de la incidencia de resfriados comunes y otras patologías de tipo infeccioso.

2. Menor estreñimiento

Seguro que ya has escuchado que la ingesta de fibra es clave para combatir el estreñimiento. Esta sustancia ha demostrado ser capaz de incrementar el volumen del bolo fecal, estimulando los mecanorreceptores del intestino y generando un peristaltismo intestinal más potente. De este modo, las heces transcurren de una forma más eficiente por el tubo digestivo.

Al mismo tiempo, esta misma fibra es capaz de generar sensación de saciedad, lo que reduce el riesgo de picar entre horas productos poco saludables. Así, se consigue plantear con más facilidad una dieta hipocalórica.

3. Eficaz contra la anemia

La propia vitamina C del kumquat ayuda a maximizar la absorción de hierro a nivel intestinal, según una investigación publicada en Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition. De este modo, se reduce el riesgo de desarrollar anemia, una patología que cursa con fatiga extrema y con cansancio, y que se produce a partir de una ingesta ineficiente del mineral ya citado.

¿Cómo se come?

El kumquat se puede comer al natural, con la propia piel que le otorga un carácter dulce, o mediante la preparación de productos como mermeladas o confituras, en los que se aprovecha el punto amargo de la pulpa. También, es posible preparar salsas para la carne con dicho alimento. Incluso, se introduce en batidos para maximizar el valor nutricional de los mismos.

Además, cuenta con una buena capacidad de conservación. Es posible que aguante hasta 4 días a temperatura ambiente, pudiendo mantenerse inalterado hasta 2 semanas en estado de refrigeración. También es otra opción congelarlo para, después, preparar smoothies con él.

Usos que se le puede dar al kumquat en la cocina

El kumquat se prepara de varias maneras
Por fortuna, existen diversas preparaciones gastronómicas en las que puede incluirse el kumquat en la cocina.

Como comentamos, existen 2 usos culinarios típicos del kumquat, la elaboración de mermeladas o la preparación de salsas.

Mermeladas

En este caso, se ha de proceder de una forma similar a la receta que se sigue para elaborar una mermelada de cualquier otra fruta. Se cocina la fruta con una buena cantidad de azúcar hasta que se forme una textura espesa y se bate a continuación. Otra opción es añadir una cantidad de kumquat a una confitura ya preparada de naranja.

Salsas

Para las salsas, lo más recomendable resulta preparar una base de mayonesa y, acto seguido, condimentarla con el objetivo de mejorar sus características organolépticas. En este sentido, se puede añadir kumquat junto con especias culinarias para formar un producto idóneo que se combine bien con las carnes.

Kumquat, una fruta desconocida

El kumquat es una fruta poco frecuente en los países occidentales, pero que esconde en su interior muchos nutrientes importantes. Destaca por su contenido en vitamina C y por sus antioxidantes, lo que permite ayudar a prevenir el desarrollo de patologías complejas.

Otra de sus características principales es que todo el fruto resulta comestible, piel incluida. Además, cuenta con una fácil introducción en diversas recetas culinarias, lo que incrementa de forma drástica sus propiedades.

The post ¿Qué es el kumquat y cómo se usa en la cocina? appeared first on Mejor con Salud.

Artículos Relacionados