¿Qué debería tener un botiquín de primeros auxilios en casa cuando hay niños pequeños?

¿Qué debería tener un botiquín de primeros auxilios en casa cuando hay niños pequeños?

Son muy pocas las personas que tienen un botiquín de primeros auxilios en casa. Sí es cierto que pueden contar con determinados elementos, como povidona o agua oxigenada, tal vez, tiritas. Pero ¿esto es suficiente? Cuando hay niños pequeños en casa la necesidad de tener un botiquín de primeros auxilios es mayor. Pues corren mayores riesgos de sufrir accidentes en casa.

El botiquín debería de ser una caja accesible y que se revise con determinada frecuencia. Así, se pueden sustituir los productos que ya estén caducados. Con todo, este botiquín de primeros auxilios se puede llevar a cualquier parte. Cuando los progenitores se van de vacaciones con sus hijos, por ejemplo.

¿Qué debe contener un botiquín de primeros auxilios?

La Asociación Española de Pediatría (AEPED) recomienda introducir en el botiquín de primeros auxilios cuando hay niños en casa uno o dos antisépticos para desinfectar y curar las heridas. Normalmente, con agua oxigenada y povidona yodada sería suficiente. Asimismo, aconseja introducir en él suero fisiológico para limpiar la nariz y los ojos de los más pequeños.

No deben faltar en el botiquín de primeros auxilios tiritas para tapar y proteger pequeñas heridas, ni tampoco gasas o esparadrapos para aquellas que sean algo más grandes. También, el botiquín para niños debería contener algún analgésico para el dolor y antipiréticos que ayuden a controlar la fiebre.

Otro elemento indispensable dentro de un botiquín de primeros auxilios es el termómetro. Tomar la temperatura con la mano no siempre es fiable y es que hay que evitar que la fiebre llegue a los 40ºC. Esto se considera fiebre muy alta por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y pueden aparecer convulsiones o incluso pérdida de conocimiento.

Medicamentos específicos para enfermedades crónicas

A pesar de que los elementos anteriores son los más básicos para introducir en un botiquín de primeros auxilios cuando hay niños en casa, no hay que olvidarse de aquellos medicamentos para tratar enfermedades crónicas. Nos estamos refiriendo a broncodilatadores para el asma, antihistamínicos (que ahora en primavera son indispensables), antiepilépticos, etc.

En el caso de salir de viaje a algún lugar, la AEPED recomienda introducir en el botiquín un protector solar, repelente para los mosquitos y suero. Poder recurrir a este botiquín en cualquier momento es un alivio, ya que no habrá que salir corriendo a la farmacia o no tratar una herida porque no se dispone de los productos necesarios para curarla. El botiquín de primeros auxilios es vital.

¿Dónde debe estar el botiquín?

El botiquín debe estar en algún lugar de la casa accesible para los adultos, pero no para los niños. Por eso, a veces se recomienda que el botiquín tenga una especie de candado, aunque en casos de urgencia tener que buscar la llave para abrirlo puede dificultar la solución rápida de un problema grave, como un ataque de asma o de alergia que requiera de una inyección de adrenalina.

Asimismo, al igual que debe mantenerse el botiquín actualizado, con medicamentos y productos no caducados, conviene no conservar medicinas que hayan sobrado de un tratamiento, por ejemplo, los antibióticos, como explican desde la AEPED. Recordemos que en el botiquín solo debe haber lo necesario y cualquier medicamento debe desecharse en puntos de recogida específicos.

Artículos Relacionados