Porque tener una mascota puede ser bueno para tu salud mental

Nada se compara con la alegría de volver a casa y encontrar un compañero leal. Las mascotas también pueden disminuir el estrés, mejorar la salud del corazón e, incluso, ayudar a los niños con sus habilidades emocionales y sociales. El amor incondicional de una mascota puede brindar más que compañía.

salud mental

Los animales proporcionan el compañerismo necesario para las personas de todas las edades. El acto de levantarse para alimentarlo, caminar, limpiar, jugar con los animales ayuda a tener un estilo de vida activo. Los animales prefieren el aire libre, lo que alienta a los dueños de mascotas a practicar actividades afuera. También la interacción con los animales es importante para el disfrute social. La mayoría de los animales están listos para jugar en cualquier momento, lo que puede animar a la gente a tener más diversión. Las visitas a un parque, jugar con los juguetes para animales o incluso higienizar a tu mascota puede dar lugar a interacciones que sean agradables para ambas partes.

Los animales son buenos para la salud mental: ayudan a reducir el estrés, la soledad, la ansiedad y la depresión. Los científicos descubrieron que cuando se acaricia a un animal doméstico, el cuerpo libera oxitocina, una hormona que tiene un efecto calmante en tu cerebro, ya que reduce el estrés y la ansiedad. Pero no solo eso, la mascota también experimenta un aumento de oxitocina, lo que le ayuda a desarrollar un fuerte vínculo con el ser humano.

Los investigadores están estudiando la seguridad de llevar animales a los hospitales, porque ellos animales pueden exponer a las personas a más gérmenes. Un estudio actual está estudiando sobre la seguridad de traer perros para visitar a niños con cáncer, dice Esposito. Los científicos examinarán las manos de los niños para ver si hay niveles peligrosos de gérmenes transferidos del perro después de la visita.

Los perros también pueden ayudar en el aula. Un estudio encontró que los perros pueden ayudar a los niños con TDAH a enfocar su atención. Los investigadores inscribieron a dos grupos de niños diagnosticados con TDAH en sesiones de terapia grupal de doce semanas. El primer grupo de niños le lee a un perro de terapia una vez a la semana durante treinta minutos. El segundo grupo le leyó a marionetas que parecían perros. Los niños que leían a los animales reales mostraron mejores habilidades sociales y más intercambio, cooperación y participación voluntaria. También, tenían menos problemas de comportamiento.

Estudios clínicos también muestran que los dueños de mascotas tienen niveles más bajos de cortisol, la hormona del estrés, y esto es bueno para la presión arterial. Además, las mascotas deben ser alimentadas, amadas y cuidadas, actividades que significan que pasarás mucho tiempo con ellas. Esta unión y afecto significan que los dueños de mascotas rara vez se sienten solos. De hecho, muchos aseguran que desarrollan amistades profundas con los animales, cultivan la compañía, el sentido de propósito y sentimientos de alegría y orgullo hacia ellos.

Artículos Relacionados