Periodos irregulares en la adolescencia, ¿qué los causa?

Periodos irregulares en la adolescencia, ¿qué los causa?

Los periodos irregulares en la adolescencia son muy comunes. De hecho, es normal que haya variabilidad en el ciclo menstrual en cualquier etapa de la vida, pero esto ocurre con más frecuencia en las adolescentes.

Dicho esto, también es importante aprender a identificar los casos en los que los periodos irregulares en la adolescencia son señal de que algo no anda bien. En algunas ocasiones, hay algún problema de salud o existe un factor específico que provoca esto.

Hay aspectos como la calidad de la nutrición, el índice de masa corporal, la situación socioeconómica o el estado de ánimo, entre otros, que influyen para que haya periodos irregulares en la adolescencia. También, puede ser efecto de un problema de salud. Veamos.

La adolescencia y el ciclo menstrual

evitar hacer durante tu período menstrual.

Comencemos por recordar que la menstruación es la descamación del endometrio, una mucosa que recubre el útero. Una vez se ha descamado, se produce el sangrado que es expulsado al exterior. Esto ocurre todos los meses por efecto de las hormonas femeninas.

Un ciclo menstrual normal dura, en promedio, 28 días. Estos se cuentan desde el inicio de un período hasta el inicio del siguiente. Se sigue considerando normal si el periodo tiene lugar siete días antes o siete días después. O sea, entre 24 y 38 días.

Algunos expertos piensan que, en tanto los periodos irregulares en la adolescencia son muy comunes, podría considerarse normal que el ciclo menstrual sea hasta de entre 21 y 45 días. Sin embargo, algunos médicos advierten que esto también podría ser síntoma de un problema de salud y abordarlo como normal retrasaría el diagnóstico.

La evolución durante la adolescencia

La edad promedio de la primera menstruación, o menarquia, son los 12,5 años. Sin embargo, se considera normal que tenga lugar entre los 10 y los 16 años. Cuando se produce antes o después, podría ser señal de alguna anomalía.

Algunas niñas tienen la menarquia a los 8 o 9 años. En estos casos, se habla de pubertad precoz. Por lo general, esto se asocia con un síndrome metabólico y se convierte en un factor de riesgo para desarrollar problemas cardiovasculares en la edad adulta.

En otras ocasiones, la menarquia se produce después de los 16 años. Entonces, se habla de pubertad tardía o retrasada. Esto se asocia con mayores problemas de fertilidad y, además, podría ser señal de alguna anomalía cromosómica u otra dificultad grave.

Periodos irregulares en la adolescencia

Como ya lo indicamos, los periodos irregulares en la adolescencia son muy habituales. Es normal que, por ejemplo, la niña tenga el periodo y, luego, transcurran varios meses antes de que vuelva a presentarlo. El rango razonable es de seis meses sin regla.

Si pasados los seis meses no tiene un nuevo periodo, es recomendable esperar tres meses más aún. Concluido ese lapso, ante la ausencia de la regla, o amenorrea, lo más indicado es consultar con el médico. Los ciclos muy cortos, menores a 21 días, o muy largos, mayores a 38 días, también son un motivo de consulta, aunque no siempre son anómalos.

Los periodos irregulares en la adolescencia también se manifiestan en el sangrado. Si es mayor a siete días o menor a dos, se considera anormal. Asimismo, cuando hay muy poco o demasiado flujo menstrual o el sangrado se presenta fuera de la menstruación, es importante la valoración médica.

¿Por qué ocurre?

La principal causa de los periodos irregulares en la adolescencia es la presencia de ciclos anovulatorios; esto es, sin ovulación. En este proceso, los ovarios liberan un óvulo, al tiempo que las hormonas generan cambios en el útero con el fin de que se vuelva apto para el embarazo.

También podría interesarte::
¿Qué es la anovulación y por qué ocurre?

Si el óvulo no se fertiliza, el revestimiento del útero se desprende y sale a través de la vagina en forma de sangrado. Si no hay ovulación, el proceso no se completa. En esos casos, no se presenta la menstruación y cuando lo hace, genera periodos largos.

Es frecuente que los primeros ciclos menstruales sean anovulatorios. Se estima que esto ocurre entre el 30 % y 55 % de las adolescentes durante los dos a cuatro años posteriores a la primera regla. Se trata, en la mayoría de los casos, de la causa de la irregularidad.

Otras causas

Lo habitual es que, con el tiempo, se vaya regularizando el ciclo menstrual y sea más estable. Otras posibles causas de los periodos irregulares en la adolescencia son las siguientes:

  • Inmadurez orgánica. El hipotálamo, la hipófisis o los ovarios no han alcanzado la madurez suficiente.
  • Exceso de ejercicio físico. Puede provocar retraso de la menarquia, ausencia de ovulación o ausencia de menstruación.
  • Trastornos de alimentación. Si no hay suficiente tejido adiposo, o grasa, en el cuerpo, puede haber disfunción menstrual.
  • El exceso de grasa corporal también interfiere con el ciclo menstrual.
  • Embarazo.
  • Estrés.
  • Radioterapia o quimioterapia.
  • Lesiones en el útero.
  • Problemas en la tiroides. Suelen provocar irregularidades en la menstruación.
  • Síndrome de Turner, síndrome de Swyer o síndrome de Turner. Son patologías genéticas que pueden provocar periodos irregulares en la adolescencia.
  • Tumor en la hipófisis o en los ovarios.
  • Disfunción en el hipotálamo.
  • Anomalías anatómicas en el tracto genital.
  • Síndrome de ovarios poliquísticos.
  • Insuficiencia ovárica primaria.
  • Hiperandrogenismo. Es la excesiva producción de andrógenos, lo que provoca que crezca vello en la cara, en el pecho y el abdomen.
  • Enfermedades de transmisión sexual.

¿Qué hacer?

Burlas hacia una adolescente que no sabe poner límites emocionales.
Frente a periodos demasiado cortos o demasiado largos, sería necesario consultar con el médico.

Los periodos irregulares en la adolescencia como tales no son motivo de consulta médica. Solo se debe acudir a un profesional si la ausencia de menstruación, o amenorrea, se prolonga por más de seis meses, si hay grandes contrastes en la cantidad de sangrado o si se presentan sangrados fuera del periodo.

También, es aconsejable solicitar una consulta en los siguientes casos:

  • Periodos menores a 21 días que se repiten con frecuencia.
  • La regla dura más de siete días.
  • La menstruación sigue presentando importantes irregularidades durante tres años.
  • Los dolores o cólicos menstruales son muy fuertes.
  • Crece vello en el rostro, en el pecho o en el abdomen.

Lo más usual es que el médico haga un examen pélvico y, en algunos casos, que ordene un análisis de sangre. Por lo general, los trastornos asociados a los periodos irregulares en la adolescencia se pueden tratar con fármacos de manera exitosa. Solo en pocos casos se requieren tratamientos más especializados.

Los periodos irregulares en la adolescencia no deberían ser motivo de alarma

Los periodos irregulares en la adolescencia son solo uno de los aspectos que las niñas deben enfrentar a esta edad. No es conveniente generar alarma ante cualquier anomalía, ya que esto puede desatar una ansiedad innecesaria en niñas que están viviendo una gran transformación en sus cuerpos.

Es muy importante que las adolescentes estén bien informadas acerca de todos estos temas, ya que esto les ayuda a sentirse más tranquilas y a tener más elementos de juicio para detectar una posible anormalidad.

The post Periodos irregulares en la adolescencia, ¿qué los causa? appeared first on Mejor con Salud.

Artículos Relacionados