«No hay nada peor para nuestra espalda que teletrabajar sin cuidar nuestra posición o, incluso, desde el sofá o la cama»

«No hay nada peor para nuestra espalda que teletrabajar sin cuidar nuestra posición o, incluso, desde el sofá o la cama»

Ya sea en la oficina o teletrabajando, las horas que pasamos sentados frente al ordenador cada día pueden perjudicar notablemente a nuestra espalda. Sin embargo, cuando se teletrabaja se pueden acentuar ciertos vicios posturales que le afecten en mayor grado. Así lo explica el doctor en quiropráctica y autor del libro Escuela de la espalda Ata Pouramini: “En nuestro hogar actuamos de forma diferente, tenemos la tentación de sentarnos de manera más informal, sin cuidar nuestra posición, o trabajamos desde el sofá o incluso, la cama: y no hay nada peor que eso para nuestra musculatura, sobre todo para el cuello”.

El director de Quiropràctic Valencia recuerda la importancia de una adecuada postura corporal como garantía de prevención frente a cualquier tipo de riesgo de sufrir alguna dolencia en las vértebras e incide en que a la hora de teletrabajar es esencial tener bien acondicionada nuestra oficina en casa: “No nos referimos solo a tener un buen equipo; hablamos, más bien, de las condiciones ergonómicas que precisamos para desarrollar nuestro trabajo”.

Por ejemplo, utilizar el ordenador a distancias que no son adecuadas o estar sentados de forma incorrecta puede obligarnos a mantener malas posturas durante horas y, por extensión, aumentar el riesgo de padecer dolores musculares, contracturas y otras dolencias corporales. “Además, el estar en la misma posición durante mucho tiempo seguido aumenta el riesgo de sufrir episodios de dolor de espalda”, confirma el experto. “Evidentemente, conviene tener muebles apropiados, pero si tu cuerpo ya está resentido y no previenes, ninguna postura evitará que duela, tarde o temprano”, matiza.

A día de hoy, el dolor de espalda es una de las dolencias más comunes entre la sociedad, siendo casi el 80 % de los adultos quienes sufren este tipo de dolor en algún momento de sus vidas, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). ¿Cómo mantener a raya la aparición de estas dolencias? El especialista hace hincapié en la necesidad de aprender a identificar los síntomas y, sobre todo en prevenir, “no esperar a sentir dolor para poner remedio”.

En este sentido, mantener una buena postura es clave para preservar la salud general: “Igual que es importante lavarse las manos y más en estos tiempos, también es primordial mantener una revisión de la columna vertebral como medida preventiva”.

Para Pouramini es esencial concienciar a la población sobre la importancia de esta estructura ósea en el bienestar general de nuestro cuerpo: “ya que es el soporte del resto de los órganos y es esencial para gozar de un óptimo estado de salud”.

El experto ofrece una serie de consejos para combatir estas molestias en el teletrabajo:

Hacer pausas activas

“Estar horas seguidas trabajando tampoco es productivo”, por lo que recomienda cambiar de postura periódicamente, cada 30 a 45 minutos, levantarse del asiento o caminar un poco. “Bebe un vaso de agua o asómate a la ventana para tomar unos minutos el sol, es bueno algo de vitamina D al día de forma natural. Son pequeños actos que hacen moverte, pero no lo uses para ir a la nevera a picotear, no se trata de eso”, aconseja Pouramini.

La espalda siempre recta

Unos de los principales vicios de quienes teletrabajan es que se sientan los primeros minutos bien para cambiar de postura según se van acomodando y relajando. “De ahí que sea importante estar presentes y notar que nuestras lumbares están pegadas al respaldo. La idea es sentir que la espalda está relativamente recta”, añade.

Cuidar la cabeza

Para empezar, hay que descansar la vista, de vez en cuando, comenta el experto, ya que el uso abusivo de las pantallas durante el teletrabajo produce tensión en el cuello (y esto afecta directamente a la espalda), mientras que la exposición prolongada a la luz azul que estas emiten puede provocar cefaleas y tensión.

Cuidar los ojos

Si permanecemos mucho tiempo frente a las pantallas, por salud se debe parpadear con frecuencia, mirar de derecha a izquierda y de arriba a abajo, puesto que la sequedad ocular causa incomodidad, fatiga visual e irritación en los ojos.

Hacer ejercicio

Para el experto es fundamental practicar regularmente cualquier ejercicio. Además, mientras se permanece sentado se puede practicar la flexión del sóleo (SPU), un músculo situado bajo el gemelo que ayuda a quemar glucosa y grasa. “Solo tienes que elevar el talón mientras la parte delantera del pie queda fija así acortas el músculo de la pantorrilla mientras que el sóleo se activa de forma natural por sus propias neuronas motoras”, desarrolla.

Acudir al especialista

Por último, el experto recomienda ante la presencia de cualquier síntoma anómalo, pedir cita para una valoración. «Muchos de estos problemas tienen su origen por no prevenir y dejarlo pasar», concluye.

Según los últimos datos, el porcentaje de ocupados que trabajan más de la mitad de los días desde su domicilio en España pasó del 4,8% en 2019 al 10,8% tras la irrupción de la pandemia de coronavirus. En 2021 descendió hasta situarse en el 9,5%, según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Artículos Relacionados