Los peligros del queso durante el embarazo, ¿cómo saber si está pasteurizado o no?

Los peligros del queso durante el embarazo, ¿cómo saber si está pasteurizado o no?

Cuando una mujer se queda embarazada debe conocer cuáles son aquellos alimentos que no debe consumir o que debe hacerlo con sumo cuidado. La mayoría de los médicos recomiendan hacer una lista y tenerla visible (como puede ser en la propia nevera) para evitar olvidos y comer, por ejemplo, queso. Pero ¿está totalmente prohibido durante la gestación?

Una mujer embarazada sí puede tomar queso e introducirlo en su dieta, no obstante, desde Reproducción Asistida ORG explican que se deben evitar "los quesos de pasta blanca no pasteurizados, ya que pueden causar listerioris". Por lo tanto, sí es posible consumir queso siempre que esté pasteurizado, aunque es importante saber cómo se puede identificar de uno que no lo esté.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis es la infección por una bacteria que se contrae al consumir algún alimento contaminado con Listeria monocytogenes. Esto no es grave para la madre, pero sí puede serlo para el bebé. De hecho, es muy posible que si a una mujer se le diagnostica listeriosis esta bacteria termine llegando a su bebé, algo que puede tener consecuencias distintas dependiendo del trimestre.

  • En el primer y segundo trimestre las probabilidades de que la madre sufra un embarazo espontáneo son muy altas, por lo que conviene conocer bien cuándo está ante un queso pasteurizado y uno que no lo es.
  • En el tercer trimestre, la listeriosis puede provocar un parto prematuro, neumonía, meningitis o incluso la muerte. También, el bebé puede nacer con listeriosis congénita, según Reproducción Asistida ORG.

Los síntomas más característicos de una infección por listeriosis son la fiebre, escalofríos, náuseas, dolores musculares y diarrea. Si tras haber consumido queso aparece algún tipo de malestar de los que acabamos de exponer, quizás el queso no estuviese pasteurizado. Por lo tanto, resulta esencial conocer las diferencias para poder disfrutar de este alimento sin correr riesgos.

Quesos prohibidos durante el embarazo

Existen algunos quesos que están terminantemente prohibidos durante el embarazo, como es el caso del queso blando, tal y como indican desde los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Pero ¿a qué se están refiriendo con quesos blandos? Al "queso fresco, queso blanco, queso blando, queso cotija, queso panela, queso ranchero, cuajada en terrón".

Los otros quesos que no se deben tomar en la gestación son los que no están pasteurizados. El queso crema, el feta o la mozzarella se pueden hacer con leche pasteurizada o no, por lo que va a ser fundamental prestar atención a su forma de elaboración. Además, conviene no fijarse solamente en los reclamos publicitarios, sino leer con detenimiento el etiquetado.

¿Cómo saber si un queso está pasteurizado?

La mejor forma de saber si un queso está pasteurizado es leyendo la etiqueta y analizando bien sus ingredientes. En el caso de que no aparezca "leche pasteurizada" es mejor elegir otro tipo de queso. Además, conviene prestar atención a si hay mezcla de distintos quesos entre los que puedan estar los prohibidos de los que hablábamos antes.

Algunos quesos pasteurizados que se pueden encontrar fácilmente son el cheddard, gouda, parmesano o gruyere. Hay muchos otros, aunque, de nuevo, siempre hay que fijarse en la etiqueta. La listeria en el embarazo no suele ser frecuente, ya que las madres cuidan mucho su alimentación para evitar contraer esta bacteria. No obstante, conviene prestar la mayor atención posible.

Artículos Relacionados