Los estilos de aprendizaje según Carl Jung: ¿cuál es el tuyo?

Los estilos de aprendizaje según Carl Jung: ¿cuál es el tuyo?

¿Cómo estudias? ¿De qué manera adquieres y consolidas el conocimiento? La teoría de los estilos de aprendizaje según Carl Jung nos dice que la personalidad define cómo aprendemos. La forma en que integramos cada dato, procesamos toda experiencia o tomamos contacto con cualquier estímulo depende de nuestra manera de ser.

Esto es algo que todos sabemos y que hemos descubierto con el tiempo. Hay quien es más visual, quien necesita tomar apuntes, subrayar, hacer esquemas… A otros, sin embargo, les va mejor escuchar y estudiar en grupo. Cada persona aprende de una manera y esto se relaciona de manera directa con nuestra manera de ser.

Lo cierto es que este es un aspecto que no se suele tener en cuenta en la educación ordinaria. Buena parte de la enseñanza (a no ser que el alumno presente alguna necesidad educativa) es estandarizada y se rige por unas metodologías iguales para todos. Sin embargo, a medida que crecemos, tomamos conciencia de qué estrategias nos ayudan y cuáles nos entorpecen.

Carl Jung fue uno de los primeros en abordar la relación entre personalidad y este es un tema interesante en el que vale la pena profundizar.

“El privilegio de una vida es convertirse en quien realmente eres”.

-Carl Jung-

Retrato de Carl Gustav Jung representando los estilos de aprendizaje según Carl Jung

¿Cuáles son los estilos de aprendizaje según Carl Jung?

Todos los seres vivos aprenden (animales, hongos, bacterias, seres humanos, plantas…). Esta capacidad es clave para adaptarnos a un entorno complejo, para sobrevivir y seguir evolucionando. Ahora bien, en lo que se refiere a las personas, es interesante saber que no todos lo hacemos de igual modo.

Los estilos de aprendizaje según Carl Jung nos señalan que cada uno de nosotros tiene una tendencia singular a la hora de recibir, analizar y consolidar las ideas, los datos, las experiencias y los conceptos. Esto es algo que siempre ha interesado a la psicología, a la pedagogía e incluso a la neurología. Por ejemplo, María Montessori puso el foco en el aprendizaje visual, auditivo, táctil y kinestésico.

La teoría de los estilos de aprendizaje de Carl Jung se nutren de su trabajo Tipos Psicológicos (1921). Dicho legado, conformó la base de muchas teorías que vendrían después para definir las diferentes tipologías de personalidad, como el Modelo de cinco grandes o el Cuestionario de dieciséis factores de personalidad (16PF).

De este modo, estudios, como los realizados por el doctor Robert J. Sternberg, siguen destacando la importancia de comprender la personalidad humana para saber de qué manera aprendemos cada uno. Esto sin duda nos facilitaría poder establecer mejores mecanismos de estudio. Partir de lo que nos dijo Carl Jung es un buen inicio.

1. Estilo de aprendizaje extrovertido

La persona extrovertida necesita la interacción con su entorno para aprender de manera significativa. Es decir, se beneficia mucho más del estudio en grupo con compañeros. Disfruta generando ideas, hablando con sus profesores, haciendo preguntas, planteando problemas y desafíos…

  • El estudiante extrovertido prefiere un aprendizaje activo y participativo.
  • Le gusta recopilar más información, recurrir a más fuentes y ser el líder en los trabajos grupales.
  • Tiende a aburrirse y frustrarse cuando tiene que estudiar en soledad.

2. Estilo de aprendizaje introvertido

La mente introvertida tiende hacia un aprendizaje más reflexivo y menos experiencial. No es de las personas a las que les guste participar mucho en clase. Por lo general, si tienen dudas prefieren resolverlas ellos primero.

Así, y aunque no evitan los instantes de estudio con los demás, prefieren trabajar la información y los datos en soledad.

  • Necesitan entornos silenciosos y tranquilos para trabajar.
  • Son estudiantes visuales y reflexivos.
  • A la hora de aprender algo, prefieren mirar y no participar de manera directa como lo haría un extrovertido.

3. Estilo de aprendizaje intuitivo

El estilo de aprendizaje intuitivo se acompaña de un pensamiento abstracto. Aunque es muy común que los introvertidos manifiesten también esta característica, también puede aparecer en los extrovertidos.

  • Suelen hipotetizar sobre las cosas, analizan la información y profundizan en ella, son soñadores y muy imaginativos.
  • Son personas emocionales.
  • Prefieren sesiones cortas de estudio. Les cuesta terminar lo que empiezan.
  • Les gusta especular sobre la información, considerar otros enfoques y ser críticos.

4. Estilo de aprendizaje sensorial

El estudiante sensorial es una persona que aprende por la interacción, es kinestésico. No son especialmente reflexivos, prefieren el mundo exterior, la interacción, tomar contacto con su entorno. Por lo general, los extrovertidos muestran también un estilo de aprendizaje sensorial.

  • Son personas muy prácticas que se centran en el aquí y ahora.
  • Hacen uso del sentido común y no suelen divagar demasiado en las cosas.

6. Estilo de aprendizaje pensador

Dentro de los estilos de aprendizaje según Carl Jung destaca el pensador. Son estudiantes que hacen uso de la lógica y la razón en todo momento. Son buenos en las matemáticas y suelen ser personalidades muy resolutivas.

  • Controlan muy bien emociones como la ansiedad.
  • Toman decisiones muy lógicas y nada impulsivas.
  • Son ágiles para encontrar patrones en la información, son disciplinados en el estudio y les gusta planificar cada cosa que van a hacer.
Universitaria estudiando los estilos de aprendizaje según Carl Jung

7. Estilo de aprendizaje sentimental

Las personas con estilo sentimental consolidan la información en función de cómo se sienten. Es decir, por lo general, el trabajo en grupo les beneficia, porque les agrada la interacción y sobre todo el contacto emocional que se genera entre las personas.

  • Son figuras emocionales, dinámicas, extrovertidas e impulsivas.
  • A veces tienen problemas de concentración, pero pueden alcanzar grandes resultados cuando encuentran algo que les apasiona.
  • Son hombres y mujeres entusiastas.
  • Prefieren sesiones de trabajo más cortas si deben estudiar en soledad. Si lo hacen en grupo, aportan un gran feedback y pueden estar horas generando ideas y enriqueciéndose de dichas dinámicas.

Para concluir, nunca está de más profundizar en cómo somos para saber de qué manera podemos aprender mejor. Saber que no todos rendimos de igual modo en las mismas condiciones puede facilitar el crear mejores estrategias.

Como bien podemos ver, las teorías de Carl Jung siguen siendo modelos inspiradores para muchos ámbitos del autoconocimiento.

La entrada Los estilos de aprendizaje según Carl Jung: ¿cuál es el tuyo? se publicó primero en La Mente es Maravillosa.

Artículos Relacionados