Los animales son solidarios por naturaleza, ¿sí o no?

Los animales son solidarios por naturaleza, ¿sí o no?

Casi todos hemos visto alguno de esos videos que circulan en redes sociales y que muestran escenas conmovedoras de animales en una actitud altruista. Un gorila en un zoológico pone a salvo a un niño que cayó por accidente. Un pato abriga bajo sus alas a un pequeño perro con mucho frío. Esto nos lleva a una pregunta: los animales son solidarios por naturaleza, ¿sí o no?

Quienes están del lado más positivista de la ciencia encuentran absurdo el interrogante. Esgrimen la famosa teoría del egoísmo biológico y están convencidos de que la competencia y el individualismo son los ejes de la selección natural. Algunos científicos menos ortodoxos dirán que la cuestión no se ha zanjado por completo y aún subsisten muchas dudas al respecto.

La afirmación de que los animales son solidarios por naturaleza no deja de ser muy “humana” (que los humanos también somos animales). Para muchos no es sino una forma de antropocentrismo, esto es, de la visión que reduce al hombre los fenómenos que nada tienen que ver con este. Pese a todo, muchos animales siguen sorprendiéndonos con su comportamiento. Los científicos no tienen un consenso frente a este tema.

Sugiero que encargarse de la propia vida y competir con otras criaturas son dos cosas bastante distintas. Es simplemente un error mezclar las dos cosas”.

-Colin Tudge-

Perro con gato

El egoísmo biológico

Uno de los enfoques que aborda este tema es el “egoísmo biológico”. Según esta perspectiva, los organismos tienden, antes de mostrar algún tipo de comportamiento altruista, a intentar asegurar su propio bienestar. O sea, si solo existe una ración de comida, y en igualdad de otras variables, cada uno buscaría hacerse con esa ración.

En el mismo sentido, se planteó la tesis del gen egoísta, un concepto acuñado por Richard Dawkins. Según esta teoría, serían los genes y no los individuos los agentes de la evolución. Los organismos no son más que medios para la evolución de dichos genes; en palabras de Dawkins: “máquinas de supervivencia para genes”.

El gen egoísta como tal no hace referencia al concepto moral de egoísmo, sino a los mecanismos que emplean los genes para asegurar su supervivencia y transmitirse a la siguiente generación. Una suerte de “crueldad natural”. Se pone como ejemplo a las abejas: las hembras obreras son estériles y trabajan para la reina, que se dedica a “reinar” porque es fecunda.

Los animales son solidarios por naturaleza, ¿sí o no?

Hay científicos, como Colin Tudge o George Price, que han puesto en tela de juicio las ideas sobre egoísmo biológico, gen egoísta y similares. Piensan que el altruismo y la cooperación están en la base de la naturaleza, y que estas conductas se alternan con las que podríamos llamar, desde el punto de vista humano, “egoístas”.

Uno de los ejemplos que utilizó Price para afirmar que los animales son solidarios por naturaleza es el de una especie de ameba (Dictyostelium mucoroides). Esta vive de forma aislada. Sin embargo, cuando hay escasez de alimento, estos individuos comienzan a unirse entre sí, formando un organismo más complejo. En ese proceso, algunas deben sacrificarse por las demás, y lo hacen.

Están también los que piensan que cualquier comportamiento altruista no es sino una máscara del egoísmo. Amotz Zahavi comprobó que un pájaro llamado Charlatán árabe, cuando se encuentra un gusano en medio del desierto, no se lo come, sino que lo reserva hasta que aparezca otro individuo para mendigárselo. Si esto sucede, “regala” su comida con gusto y luego se pavonea con la intención de convertirse en el macho alfa de su grupo.

Dos monos abrazados

Casos difícilmente explicables

Al lado de todo este debate científico también hay una serie de conductas animales que están lejos de explicarse a partir del egoísmo biológico o del gen egoísta. El caso del pato hembra que protege al cachorro perro del frío es uno de ellos. Esta conducta no le provee ningún beneficio a la protectora. Parecería una típica manifestación de altruismo.

No es el único hecho que lleva a pensar en que los animales son solidarios por naturaleza. El biólogo Bernd Heinrich observó que una bandada de cuervos encontró los restos de un reno y todos los individuos comenzaron a hacer un ruido estruendoso, con la finalidad de avisar del hallazgo a sus compañeros.

Un estudio compilatorio encontró casos sorprendentes entre ejemplares marinos. Por ejemplo, que unas ballenas jorobadas escoltaron a una foca perseguida por varias orcas, hasta que llegó a la playa. ¿Qué beneficio habrían sacado de esto? No hay respuestas. Quizás los animales son solidarios por naturaleza, pero también son egoístas de forma innata. Ambas líneas de conducta pueden estar presentes.

La entrada Los animales son solidarios por naturaleza, ¿sí o no? se publicó primero en La Mente es Maravillosa.

Artículos Relacionados