Las seis causas que pueden provocar la acumulación de moco en la garganta

Las seis causas que pueden provocar la acumulación de moco en la garganta

La acumulación de moco en la garganta (que en este caso suele recibir el nombre de flema) es un síntoma relativamente común de muchas enfermedades habituales y que normalmente no reviste gran gravedad, si bien puede llegar a ser muy molesto.

Aún así, es importante saber identificar las causas de este problema para poder discernir cuándo puede estar indicando una patología potencialmente peligrosa. A grandes rasgos, hay seis motivos por los que puede aparecer, según recoge el portal sobre salud Health.

Reflujo de ácido

El reflujo de ácido, también llamado reflujo gastroesofágico, consiste en el ingreso de ácido estomacal en el conducto que une el estómago y la garganta (esófago). Este problema puede darse de manera ocasional por factores como haber comido una comida copiosa o por el consumo de café o alcohol, y de forma habitual por la llamada enfermedad por reflujo gastroesofágico, que tiene a su vez diferentes causas.

Cuando esto sucede, el ácido irrita el esófago y la garganta, estimulando la secreción de moco como mecanismo protector; sin embargo, este moco tiende a acumularse en exceso, provocando molestias.

Alergias

Las alergias son un problema de naturaleza inmunológica por la cual el cuerpo reacciona de manera desproporcionada a un agente presente en el ambiente, pese a que no necesariamente resulta dañino para el organismo.

El moco, entonces, aparece como una manera que tiene el cuerpo de proteger los tejidos frente a este agente que interpreta como una amenaza. Si la exposición al alérgeno es habitual, la acumulación de moco en la garganta puede cronificarse.

Asma

El asma, que de hecho puede ser una consecuencia de una alergia a un elemento presente en el ambiente habitual, también puede causar la aparición de moco en la garganta y la dificultad para eliminarlo. En esencia, el asma consiste en la inflamación de las vías respiratorias y puede ser resultado tanto de factores ambientales como genéticos.

Infecciones respiratorias

Muchas infecciones respiratorias de diferente gravedad (desde un resfriado común a una bronquitis) pueden desencadenar la sobreproducción de moco en los senos nasales, la garganta y las vías respiratorias inferiores. En función de la duración del síntoma y del cuadro clínico en el que se enmarque, puede ser necesario consultar a un médico para tratar el problema, ya que en algunos casos puede implicar cierta gravedad.

Enfermedades pulmonares

Muchas enfermedades crónicas y de cierta gravedad de los pulmones pueden causar la aparición de flemas, como son la bronquitis crónica, la fibrosis quística, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica o la neumonía. Por ello, siempre que la afección se prolongue en el tiempo o esté acompañada de síntomas preocupantes (como dificultad para respirar o fiebre elevada) debe ser motivo de consulta con el médico.

Factores ambientales y del estilo de vida

Los mocos en la garganta, por último, también pueden ser el resultado de un problema que no se localiza estrictamente en el interior de nuestro cuerpo, sino que es externo al mismo o incluso que provocamos nosotros mismos de forma no intencionada.

Así, algunos motivos ambientales de la acumulación de moco en las vías respiratorias inferiores incluyen una excesiva sequedad del ambiente en interiores, un bajo consumo de agua y líquidos, un alto consumo de sustancias que favorecen la eliminación de fluidos (como café, té o alcohol), el tabaquismo o el uso de ciertas medicaciones (las píldoras anticonceptivas o los inhibidores de ACE (enzima convertidora de angiotensina).

Referencias

Scott Frothingham. What Causes Excess Mucus in Your Throat and What to do About It. Health (2022). Consultado online en https://www.healthline.com/health/overproduction-of-mucus-in-throat el 19/12/2022..

Artículos Relacionados