La OMS admite que la vacuna contra la viruela del mono «no es la panacea»

La OMS admite que la vacuna contra la viruela del mono «no es la panacea»

La especialista en viruela del mono de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Rosamund Lewis, ha advertido este miércoles en rueda de prensa de que la vacuna contra esta enfermedad "no es la panacea" y que "no va a resolverlo todo".

No tenemos información sobre la eficiencia o eficacia de la vacuna

"No tenemos información sobre la eficiencia o eficacia de la vacuna. Tenemos unos pocos estudios de los años 80, cuando ya se decía que las vacunas de la varicela podían proteger hasta en un 80 por ciento de la viruela del mono. Pero esto es toda la información que tenemos", asegura.

En este sentido, insiste en que no se espera una prevención del 100 por ciento con la inyección. "Vemos casos nuevos que nos muestran que la solución no es únicamente la vacuna", asevera. "Hay que esperar hasta que se produzca la máxima respuesta inmunitaria, pero no sabemos cuándo será el efecto definitivo", añade.

Por ello, para disminuir el riesgo ha instado a "reducir el número de parejas sexuales" y ha recordado que, cuando se administra la vacuna, es necesario esperar a que esta produzca su efecto inmunitario, que no es inmediato.

Suministros de vacunas limitados

Por su parte, el director general del organismo sanitario de las Naciones Unidas, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha lamentado que, por el momento, los suministros de vacunas y los datos sobre su eficacia son "limitados", si bien ha reconocido que están comenzando a recibir datos de algunos países.

En este punto, Tedros ha mostrado su preocupación por que se repita la desigualdad de acceso a las vacunas que se ha vivido durante la pandemia de Covid-19, y que los más pobres "se sigan quedando rezagados".

Por ello, ha informado de que la OMS ha estado "en estrecho contacto" con los fabricantes de estas vacunas y con los países y organizaciones que están dispuestos a compartir las dosis.

En este mismo sentido se ha pronunciado la subdirectora general de la OMS para el Acceso a Medicamentos y Productos Sanitarios, Mariângela Simão. "Estamos trabajando con distintas entidades y con fabricantes para desarrollar nuevas tecnologías, incluyendo las pruebas rápidas de diagnóstico de esta enfermedad, que esperamos que estén disponibles a un precio asequible para el mundo en desarrollo", ha anunciado.

Artículos Relacionados