Ghee: beneficios y contraindicaciones

Ghee: beneficios y contraindicaciones

El ghee es un alimento que se usa de forma tradicional en la medicina ayurvédica. En concreto, se considera una de las fuentes de grasa más saludables. De hecho, en los últimos años se ha popularizado y muchas personas han decidido incluirlo en su alimentación habitual.

Según esta práctica médica ancestral, esta mantequilla favorece la longevidad y protege frente al desarrollo de algunas enfermedades. Asimismo, se cree que lubrifica los tejidos, mejora la elasticidad, potencia la memoria y estimula la digestión.

De todos modos, existe preocupación por la presencia de grasas saturadas en su composición y su posible uso inadecuado. ¿Tienes dudas respecto a este alimento? A continuación te contamos más sobre sus propiedades, usos y recomendaciones de consumo.

¿Qué es el ghee y cómo se elabora?

El ghee es un tipo de mantequilla clarificada que se elabora a partir de la mantequilla de leche de vaca. Es muy popular en las cocinas de la India, Pakistán y Oriente Medio, donde se usa tanto en alimentos dulces y salados como para mezclar en bebidas e infusiones.

Para obtenerlo, se parte de mantequilla elaborada con leche de vaca. Esta se somete a un calor suave (no más de 100 grados centígrados) para conseguir que el agua se evapore. Los sólidos son separados, lo que permite obtener un producto formado en su totalidad por lípidos.

El ghee en sí fue creado como un método para preservar la mantequilla de las altas temperaturas. De hecho, no necesita refrigeración, aunque es recomendable mantenerlo en un lugar oscuro. Su consistencia puede cambiar a lo largo del año, de acuerdo a la temperatura.

A grandes rasgos, las diferencias con la mantequilla son pequeñas. El ghee contiene un porcentaje más elevado de grasa. Por lo tanto, ofrece una mayor cantidad de ácido butírico y otras grasas de cadena corta con efectos interesantes.

También pierde algunos componentes como la lactosa y las proteínas lácteas (entre ellas la caseína). Por este motivo, se considera algo más digestivo. Se recomienda elegir el producto procedente de animales alimentados con pasto, pues su contenido en nutrientes puede ser más positivo.

¿Qué es el ghee y cómo se elabora? 
El ghee es una mantequilla clarificada que puede emplearse con varios fines culinarios.

Beneficios del ghee para la salud

El ghee es un alimento que aporta un buen número de nutrientes. Por ende, su consumo moderado se considera aliado de la salud, siempre y cuando sea en el contexto de una dieta variada.

Si bien faltan estudios científicos que los corroboren y permitan efectuar consejos para la población en general, estos han sido enumerados gracias a la tradición ayurvédica.

Perfil nutricional

Desde el punto de vista nutricional, las ventajas del ghee se deben en gran parte a la presencia de ácidos grasos, como el omega 3, el ácido butírico y el ácido linoleico conjugado (o CLA). Además, también contiene algunas vitaminas liposolubles (A y E) y antioxidantes.

Favorece la absorción de algunos nutrientes

Comer alimentos con grasa puede aumentar la biodisponibilidad y la absorción de algunas vitaminas y minerales. Además, el ghee aporta nuevos matices de sabor a los platos, que pueden ser más apetecibles.

Es una buena grasa para cocinar

La mantequilla clarificada tiene un punto de humo más alto que la mantequilla convencional y que algunos aceites vegetales. De este modo, es una opción perfecta para asar, hornear y saltear a altas temperaturas sin riesgo de perder nutrientes.

Tiene efectos positivos en la salud cardiovascular

Según los autores de este artículo publicado en la revista Lipids in Health and Disease, la mantequilla clarificada contiene ácido linoleico conjugado (CLA) con actividad antioxidante y antiaterogénica. Por ello, se sugiere que puede ser un componente alimentario importante para la prevención de enfermedades cardiovasculares.

La suplementación de la dieta con una fuente de ácido linoleico conjugado (CLA) muestra una reducción de los niveles totales de colesterol y de triglicéridos. Incluso, también se observa una menor deposición de colesterol en el hígado y en la arteria aorta.

Contribuye a proteger el sistema digestivo

Uno de los ácidos grasos que contiene el ghee es el butirato. Este desempeña un papel importante en el equilibrio intestinal y en la protección de las mucosas, lo que se traduce en algunos efectos positivos a nivel del intestino.

Cabe destacar la actividad antioxidante, antiinflamatoria y la prevención de la carcinogénesis colónica (proceso por el cual las células sanas devienen células malignas). También ayuda a mejorar la barrera de defensa frente a los patógenos y potencia el tránsito intestinal.

Entre otras cosas, gracias al efecto suavizante de la pared del estómago, el consumo de ghee contrarresta algunas dolencias como la indigestión, el reflujo ácido o la gastritis.

Favorece el sistema inmunitario y la visión

La vitamina A es esencial para la formación de algunos tejidos y mucosas del cuerpo, entre ellos la retina. Por esto, es un nutriente de especial importancia para tener una visión normal y para evitar algunas patologías, como la degeneración macular relacionada con la edad.

También es importante para un correcto funcionamiento de algunos órganos como el corazón, los pulmones y los riñones. Del mismo modo, es necesaria para las defensas y la reproducción.

Posibles contraindicaciones del ghee

Un 60 % de la composición final del ghee pertenece a los ácidos grasos saturados. Debido a esta característica, existe preocupación por su posible relación con un aumento del colesterol en la sangre y el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular.

Por el momento, este efecto negativo no se ha corroborado con estudios en animales ni en humanos. Las observaciones indican que dietas con un 5 a un 10 % de suplemento calórico proveniente del ghee no han tenido efectos significativos en los niveles de triglicéridos y de colesterol.

Sin embargo, las principales guías alimentarias y asociaciones expertas siguen recomendado reducir el consumo de grasas saturadas por debajo del 6 % del total energético. Así pues, es aconsejable usar este alimento de forma moderada y en pequeñas cantidades.

Hay que tener en cuenta que no se recomienda su ingesta en personas intolerantes o alérgicas a la lactosa o a las proteínas de la leche. Si bien estas partes sólidas se eliminan durante el proceso de elaboración, el producto final puede contener trazas que son dañinas para quienes tienen sensibilidad.

Posibles contraindicaciones del ghee
Se recomienda un consumo moderado y puntual de ghee para no exceder la cantidad diaria recomendada de grasas saturadas.

Los puntos clave sobre los beneficios y contraindicaciones del ghee

La grasa es necesaria para un óptimo funcionamiento del organismo y debe ser incluida en la dieta diaria. El ghee es una de sus posibles fuentes, que aporta un sabor a nuez y un toque ahumado a todo tipo de platos.

Se trata de un alimento con una gran tradición en la India, donde es valorado por sus propiedades medicinales. Entre estas se destacan la actividad antioxidante, antiinflamatoria, protectora cardiovascular y digestiva.

No obstante, se puede afirmar que no existen superalimentos capaces de mejorar la salud por sí solos. Por ende, es necesario acompañarlos con una dieta y un estilo de vida saludables.

The post Ghee: beneficios y contraindicaciones appeared first on Mejor con Salud.

Artículos Relacionados