Fallecimiento de seres queridos, cómo enfrentar el duelo

La pérdida de un ser querido es, sin dudas, uno de los momentos más complejos que deben atravesar las personas. Se entremezclan recuerdos, traumas, dolor y momentos felices con aquella persona que ya no forma parte del plano físico. Superar el momento es complejo, pero existen consejos y recomendaciones para facilitarlo. En el blog de interfunerarias, por ejemplo, puedes encontrar indicaciones importantes para comenzar a avanzar en la superación del duelo.

duelo

Las etapas del duelo

El duelo está dividido en 5 etapas, y mientras algunas personas requieren ayuda profesional para encararlo, otras pueden avanzar entre los distintos modelos del duelo sin necesidad de ayuda externa. Cuando pensamos en cómo superar la pérdida de un ser querido, es habitual que surjan dudas, sentimientos de culpa, dolor, alegría e incertidumbre. Los momentos de acuerdo al modelo de Elisabeth Kübler-Ross se dividen en:

Negación: se busca negar el hecho, amortiguando el dolor. Es una etapa relativamente corta porque choca con la realidad en el corto plazo.
Ira: en este momento se desarrollan sentimientos fuertes de rabia, frustración, enojo y un intento de buscar culpables ante el fallecimiento.
Negociación: esta etapa puede aparecer, en algunas ocasiones, antes del fallecimiento de un ser querido que está enfermo. En esta etapa, se piensa que es posible revertir el proceso, se suelen pensar realidades alternativas con otras acciones que podrían cambiar el resultado final o incluso se buscan soluciones para intentar evitar lo inevitable- la muerte de un ser querido.
Depresión: esta es una etapa compleja y que se debe trabajar fuertemente para superar. Nuestra mente ya está en el presente, sabemos que el fallecimiento es un hecho consumado, pero aparece un vacío gigantesco. Es una etapa de crisis existencial, con sentimientos habituales de cansancio, tristeza y melancolía. Es muy común que las personas atravesando esta etapa se aíslen de los demás.
Aceptación: la etapa final del duelo, siempre y cuando sea bien llevado, permite a las personas aceptar la realidad y continuar la vida sabiendo que hay una ausencia enorme. El dolor emocional no desaparece, pero se canaliza de manera diferente, indicando el proceso de recuperación para los que tienen que superar la pérdida de un ser querido.

Un proceso que varía

Una de las preguntas más habituales es ¿cuánto dura el duelo? Y la respuesta es simple: lo que tiene que durar para cada persona. El proceso está fuertemente influenciado por la historia de vida de cada uno, con los recuerdos vividos con el fallecido, con el entorno emocional y el acompañamiento que recibe. No es posible medir cuanto estará en etapa de duelo un individuo, ya que a veces las etapas se entrecruzan, se extienden o se prolongan.

Lo que se recomienda es estar atentos a etapas que se extienden y empiezan a afectar el día a día de las personas. Esos son los casos que terminan indicando que quizás, se esté requiriendo ayuda profesional para avanzar en el proceso. El duelo de un ser querido es un proceso largo y difícil, pero no es parte de la vida y superarlo deja una enseñanza.

Artículos Relacionados