Estos son los alimentos comunes que aumentan el riesgo de padecer demencia

Estos son los alimentos comunes que aumentan el riesgo de padecer demencia

La demencia es una enfermedad compleja y multifactorial, en cuyo desarrollo influyen multitud de circunstancias. Entre ellas, cada vez conocemos más sobre el papel que juega nuestra alimentación.

Alimentos ultraprocesados

Ciertos alimentos aumentan el riesgo de padecer este tipo de enfermedades neurodegenerativas, y algunos de ellos son muy comunes en nuestro día a día. Ahora, un estudio publicado en el medio científico Neurology ha indagado en la asociación entre los alimentos ultraprocesados, como los refrescos, las galletas industriales o las patatas fritas, y el riesgo de desarrollar demencia.

Los alimentos ultraprocesados son altos en azúcares añadidos, grasas y sal, y bajos en fibra y proteína. Son aquellos pensados para ser convenientes y sabrosos, pero que disminuyen la calidad de la dieta de la persona que los consume. Además, pueden contener aditivos o moléculas del envasado.

El estudio se ha realizado empleando datos obtenidos del estudio UK Biobank, y reúne un total de más de 72.000 participantes. Concretamente, los sujetos tenían 55 o más años y no padecían demencia al comienzo del seguimiento (que duró, de media, 10 años). En ese plazo, rellenaron cuestionarios detallando que habían comido y bebido, lo que permitió a los investigadores calcular la dieta que seguían.

Posteriormente, se ajustaron otros factores de riesgo que afectan a la demencia, como la edad, el género, la historia familiar o las enfermedades cardiovasculares. De esta forma, concluyeron que por cada incremento del 10% en el consumo de alimentos ultraprocesados, el riesgo de padecer demencia se elevaba en un 25%.

Sustituir los alimentos ultraprocesados

Los datos también parecen indicar el fenómeno contrario: si una persona sustituye un 10% de su ingesta diaria de alimentos ultraprocesados con otros alimentos como fruta fresca, verduras, legumbres, leche o carne, su riesgo de demencia disminuye hasta en un 19%.

Por ello, los autores opinan que, a pesar de que es necesario investigar más para poder confirmar esta asociación e identificar si existe una relación causal, los hallazgos resultan esperanzadores porque indican cómo cambios pequeños en la dieta pueden tener un efecto muy importante en el riesgo de padecer demencia.

Por otra parte, este estudio da cuenta de una rama en los estudios de nutrición que ha empezado a preocuparse por el procesamiento al que se someten los alimentos como factor determinante en su impacto en la salud de las personas.

Referencias

Huiping Li, Shu Li, Hongxi Yang, Yuan Zhang, Shunming Zhang, Yue Ma, Yabing Hou, Xinyu Zhang, Kaijun Niu, Yan Borne, Yaogang Wang. Association of Ultraprocessed Food Consumption With Risk of Dementia

A Prospective Cohort. Neurology Jul 2022 DOI: 10.1212/WNL.0000000000200871

Artículos Relacionados