Esperanza contra el cáncer de pulmón: combinar quimioterapia y el fármaco nivolumab mejora la tasa de supervivencia

Esperanza contra el cáncer de pulmón: combinar quimioterapia y el fármaco nivolumab mejora la tasa de supervivencia

Los últimos años han visto grandes avances en la lucha contra el cáncer, que mejoran progresivamente las esperanzas de los pacientes. Uno de ellos es la inmunoterapia, una nueva línea de tratamiento que sola o en combinación con otros enfoques más tradicionales (como la quimioterapia o la radioterapia) está logrando resultados muy prometedores.

Hasta un cuarto de respuesta patológica completa

Ahora, un estudio con participación de investigadores del Hospital Universitario Vall d’Hebron (Barcelona) ha demostrado que el tratamiento neoadyuvante (esto es, antes del tratamiento principal) con el anticuerpo humanizado monoclonal nivolumab y quimioterapia previo a cirugía mejora sensiblemente la supervivencia libre de eventos y la respuesta completa en los pacientes de ciertos tipos de cáncer de pulmón.

Específicamente, esta estrategia logra esos buenos resultados en pacientes con cánceres de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) resecables.

Así lo exponen en los resultados del ensayo clínico de fase III CheckMate 816, publicados en el medio especializado The New England Journal of Medicine. En el artículo, comparan la respuesta de los pacientes que habían recibido la combinación terapéutica con un grupo de control que había recibido sólo quimioterapia.

Más concretamente, los pacientes tratados con nivolumab arrojaron una mediana de supervivencia libre de eventos de 31,6 meses, frente a los 20,8 meses que arrojaron los que habían recibido únicamente quimioterapia.

Y aún mayor fue la diferencia en la tasa de respuesta patológica completa (es decir, la ausencia de cualquier signo de cáncer): mientras que en el grupo tratado sólo con quimioterapia tan sólo se daba esta condición en un 2,2% de los pacientes, en los que recibieron inmunoterapia y quimioterapia la logró un 24%.

La inmunoterapia, una línea esperanzadora

La inmunoterapia es una estrategia terapéutica de desarrollo reciente que ya se ha materializado en varios tratamientos que están en uso y que poco a poco se está haciendo un hueco entre los enfoques más tradicionales (principalmente, la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia).

En esencia, consiste en estimular las defensas naturales que tiene el propio organismo para combatir el cáncer. Para ello se emplean diferentes métodos, que van desde utilizar células y sustancias producidas por el propio organismo a desarrollar versiones modificadas o especialmente diseñadas para propósitos muy concretos en el laboratorio.

Todo esto no implica que no conlleve posibles efectos secundarios negativos (que puede suceder, dependiendo del tratamiento concreto) o que baste por sí sola para vencer completamente al cáncer: en muchos casos, la eficacia es limitada o hace falta administrarla junto con otras líneas de tratamiento. No obstante, se trata de una herramienta más con la capacidad de mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes.

De esta forma, el nivolumab es lo que se conoce como anticuerpo PD-1: se une al receptor de muerte programada 1 de los linfocitos T, una proteína fundamental en la inmunoregulación humana. Así, elimina la inhibición de esta proteína, facilitando que estas células ataquen y destruyan las células cancerígenas malignas.

Artículos Relacionados