¿Es bueno tomar probióticos durante la lactancia?

¿Es bueno tomar probióticos durante la lactancia?

Tomar probióticos durante la lactancia es seguro, en términos generales. Sin embargo, esto no quiere decir que no deban tomarse ciertas precauciones, ni que todas las madres deban emplearlos. En estos, como en tantos casos, es fundamental la opinión del médico.

Es importante considerar la necesidad de tomar probióticos durante la lactancia, ya que la propia leche materna es una fuente natural de estas sustancias. Según los datos disponibles, cuenta con 700 tipos de «bacterias buenas».

También, se debe considerar que tomar probióticos durante la lactancia cambia la composición de la leche materna. Sin embargo, estas sustancias no pasan de manera directa al bebé a través de la leche. Veamos todo esto con mayor detalle.

Qué son los probióticos

¿Qué es el kéfir de frutas?
Los probióticos son un tipo de bacteria que resulta beneficioso para el organismo.

Antes de hablar acerca de la conveniencia o no de tomar probióticos durante la lactancia, es necesario tener claro qué son esas sustancias y por qué son importantes en algunos casos. Comencemos por decir que el cuerpo humano tiene bacterias «buenas» y bacterias «malas».

Cuando hay demasiadas bacterias malas en el cuerpo se originan problemas de salud, como infecciones urinarias, intoxicaciones alimentarias, etc. Lo que hacen las bacterias buenas es combatir a las malas y, así, contribuyen a recuperar el equilibrio normal.

Las bacterias buenas se pierden por enfermedad o por estrés. Si están en el nivel adecuado, fortalecen el sistema inmunológico y ayudan con la digestión. Los probióticos son las bacterias buenas y se pueden obtener de fuentes naturales como el kéfir, el chucrut, los pepinillos, el yogur, etc.

También, se pueden obtener a través de suplementos, los cuales vienen en forma de pastillas, cápsulas, polvos y bebidas. Lo más habitual es que contengan cepas como Lactobacillus y Bifidobacterium. Lo indicado es que el médico señale cuál es la mejor opción, en especial si se van a tomar probióticos durante la lactancia.

Tomar probióticos durante la lactancia

Como ya lo indicamos, en general, es seguro tomar probióticos durante la lactancia. De hecho, en algunos casos puede ser beneficioso. Un estudio sugiere la posibilidad de que esto incremente el potencial inmunoprotector de la leche materna.

Se debe tener en cuenta que un bebé alimentado con leche materna, de manera exclusiva, recibe de este alimento las bacterias «buenas» que requiere. No hay evidencia sólida de que tomar probióticos durante la lactancia cambie esto de forma significativa.

Dicho esto, también es claro que este tipo de sustancias tienen el potencial para mejorar la microbiota de la madre. A su vez, si esta tiene un buen equilibrio, la instalación de la flora intestinal en el bebé será mucho más provechosa.

Asimismo, si la madre padece ciertos problemas de salud, como mastitis o cualquier tipo de infección en el pezón, es muy probable que tomar probióticos durante la lactancia le ayude a solucionar estos problemas. Hablaremos de esto enseguida.

Los beneficios de tomar probióticos durante la lactancia

Entre más saludable esté la madre, mayor será el aporte nutricional que le haga al bebé a través de la leche materna. Como ya lo hemos indicado, los probióticos no se transfieren al pequeño a través de la leche, pero si la madre tiene una microbiota adecuada, la composición de la leche materna será más saludable.

Los posibles beneficios de tomar probióticos durante la lactancia son los siguientes:

  • Alivio de la mastitis. Alrededor del 33 % de las madres lactantes padece de mastitis. Hay indicios de que tomar probióticos durante la lactancia ayuda a aliviar esta afección.
  • Prevención del eczema. Hay evidencia de que los probióticos ayudan a prevenir y tratar el eczema. Al parecer, esto también ayudaría a prevenir la dermatitis atópica en el bebé.
  • Buena digestión. Los probióticos ayudan a que la madre tenga una buena salud gastrointestinal. Esto le asegura a ella una mejor absorción de los nutrientes y, en consecuencia, una transferencia óptima de los mismos al bebé.
  • Mejor inmunidad. Los probióticos mejoran la inmunidad innata de la madre. Es posible que ella pueda transmitirle esta ventaja a su bebé, aunque no hay datos concluyentes al respecto.
  • Otros efectos positivos para la madre. El consumo de probióticos se asocia con otros grandes beneficios como una mejor salud cardiaca, pérdida de peso y de grasa abdominal, reducción de la inflamación, mejor estado de ánimo y de función cognitiva, etc.

Algunos expertos han señalado que tomar probióticos durante la lactancia también ayuda a prevenir y tratar los problemas gastrointestinales del bebé y a reducir la posibilidad de que tenga cólicos. No hay suficiente investigación al respecto para corroborarlo.

Efectos secundarios y precauciones

¿Qué es el Saccharomyces boulardii y para qué se usa?
Antes de comenzar a tomar probióticos durante la lactancia, consulta con tu médico.

Tomar probióticos durante la lactancia es seguro en la mayoría de los casos. Sin embargo, como ocurre con todo tipo de suplementos, podrían generar efectos secundarios en algunas personas. Los más habituales son los siguientes:

  • Problemas gastrointestinales leves. Algunas madres presentan diarrea, calambres intestinales o hinchazón. Si los síntomas empeoran o duran más de dos semanas, lo indicado es consultar con el médico.
  • Alergias. A veces los suplementos probióticos contienen sustancias que actúan como alergenos. La lactosa, la fibra o la soja pueden provocar alergias en algunas mujeres. En esos casos, lo indicado es suspender el consumo de los probióticos.
  • Resistencia a los antibióticos. No es común, pero puede producirse.

Las mujeres con problemas de inmunodeficiencia o algunos problemas digestivos, como el síndrome del intestino corto, no deben tomar probióticos durante la lactancia. En estos casos, el efecto resulta contraproducente.

Por otro lado, en el mercado se consiguen muchos suplementos etiquetados como probióticos, pero no siempre cumplen con lo que prometen. Para evitar problemas, lo mejor es que el médico los recete o, en su defecto, que la etiqueta se lea con mucho cuidado.

Habla con tu médico antes de tomar probióticos durante la lactancia

Tomar probióticos durante la lactancia puede ser de gran ayuda para mejorar la salud y fortalecer el organismo. Si la madre no desea ingerir suplementos, puede obtener los probióticos de alimentos naturales como el yogur, el kéfir, etc.

Lo indicado es que se consuman estas sustancias todos los días para que su efecto sea el adecuado. No sobra insistir en que lo mejor es consultar con el médico antes de introducir cualquier suplemento nuevo y cuando se presenten efectos indeseados por ingerirlo.

The post ¿Es bueno tomar probióticos durante la lactancia? appeared first on Mejor con Salud.

Artículos Relacionados