El entrenamiento del cerebro que mejora el rendimiento en estudiantes

El entrenamiento del cerebro que mejora el rendimiento en estudiantes

En las distintas etapas académicas, muchos estudiantes se ven obligados a estudiar durante horas y horas, en sesiones a veces mucho más largas que una jornada laboral. Pero, aunque a veces esto puede ser inevitable (como resultado de tener varios profesores que no necesariamente tienen en cuenta la carga de trabajo global del estudiante) hay técnicas que pueden mejorar nuestra eficacia y permitirnos ahorrar tiempo. Y muchas de ellas podrían enseñarlas los propios maestros.

Entrenamiento cognitivo

En este sentido, una investigación llevada a cabo por el Centro BrainHealth de la Universidad de Texas (Estados Unidos) ha demostrado que un entrenamiento llamado Strategic Memory Advanced Reasoning Tactics (centrado en la atención selectiva, el razonamiento abstracto e innovación) mejora las funciones ejecutivas en adolescentes.

El trabajo, publicado en el medio especializado Frontiers in Psychology que este entrenamiento cognitivo pueden proporcionarlo los profesores durante las clases habituales, logrando una notable mejoría en el procesamiento de la información a un nivel profundo y en el rendimiento académico en diversas áreas (determinado este último parámetro con test estandarizados).

Para comprobar esto, los autores formaron en estas técnicas a un grupo de profesores de un colegio público de Texas (Estados Unidos) que, a su vez, las incorporaron a las clases de 315 alumnos. A lo largo del semestre, estos alumnos mejoraron hasta superar la media del estado en la puntuación de los test estatales.

Menos tiempo, más resultados

Concretamente, estos beneficios elevaron las puntuaciones en lectura, matemáticas, ciencias puras y ciencias sociales; y se dieron por igual en varones y en mujeres.

Lo que destacan los investigadores es que es posible reducir el tiempo que gastan los estudiantes buscando métodos de enseñanza más efectivos (y basados en la evidencia científica), en los que a su vez deben ser formados previamente los profesores.

Este tipo de técnicas pueden no solo mejorar su calidad de vida, sino incluso mejorar el rendimiento académico global de una población determinada.

Artículos Relacionados