Dormir bien: Conoce los mejores suplementos para ayudar a conciliar el sueño

El descanso diario adecuado es fundamental para rendir de manera efectiva durante el día. Por ello, el sueño saludable durante la noche debe ser primordial. Las personas con problemas para dormir o trastornos como el insomnio tienden a recurrir a medicamentos que pueden ser agresivos para el organismo a medio plazo. En cambio, aquellos que optan por suplementos alimenticios que contribuyen a la conciliación del sueño, en ocasiones, no los usan debidamente.

Saber qué suplementos pueden ayudar a dormir es una parte importante del proceso, pero también debes saber cuándo tomarlos. Esto garantiza que obtengas el mayor beneficio de los productos naturales para dormir bien. El mejor momento depende de una combinación de factores, como las características del suplemento, el estado de salud del individuo o sus ritmos circadianos.

¿Cuándo tomar los suplementos para dormir?

La hora de dosificación óptima estará regulada por un profesional de la salud. Debes consultar con tu médico cuál puede ser el método más acertado para tu caso concreto. A rasgos generales, es importante tomar estos suplementos a la misma hora todos los días. Nuestros cuerpos, y nuestros ciclos circadianos de sueño y vigilia, prosperan con consistencia, esto significa que debes establecer una rutina para continuar con la toma.

Por otra parte, debes tener en cuenta que la suplementación no debe ser necesariamente indefinida. Por ejemplo, la melatonina es muy eficaz en el uso a corto plazo como tratamiento para el desfase horario; en este caso, tomarás melatonina todos los días, a la misma hora, durante la duración de tu viaje.

A continuación, presentamos una serie de complementos nutricionales que se encuentran entre los más comunes y populares para ayuda a dormir.

suplementos dormir

Melatonina, la hormona clave del sueño

Se trata de una hormona producida naturalmente por el cuerpo en respuesta a la oscuridad, es esencial para dormir. La melatonina es uno de los suplementos para dormir más utilizados, su uso ha aumentado considerablemente durante la pandemia.

No es un sedante, ya que la melatonina no induce directamente el sueño, pero es un importante facilitador del sueño. La producción de melatonina se desencadena por la exposición a la oscuridad, y la melatonina es un poderoso regulador de los ritmos circadianos. Además, contribuye a fortalecer los ciclos circadianos de sueño y vigilia, facilitando una rutina de sueño más constante y reparadora.

La investigación muestra que este componente tiene capacidad para acortar el tiempo que se tarda en conciliar el sueño y puede ayudar a mejorar la duración y la calidad del sueño. Asimismo, diversos estudios han demostrado que la melatonina podría aumentar el sueño REM. Este es fundamental para el procesamiento de la memoria y la regulación del estado de ánimo. Por lo tanto, sirve de ayuda a la hora de reducir los síntomas del insomnio, ciertos problemas de sueño relacionados con la menopausia (sofocos), el síndrome de piernas inquietas o la descompensación horaria.

Para el desfase horario, se recomienda tomar melatonina 90 minutos antes de acostarse en su nueva zona horaria. Además, debes asegurarte de obtener una dosis de exposición a la luz brillante a primera hora de la mañana siguiente, para ayudar a que tus ritmos circadianos se restablezcan tu hora de destino.

El poder del magnesio

Es un macromineral importante para la salud general, por ello debes prestar especial atención a cualquier indicio de deficiencia. A rasgos generales, el magnesio interviene en la función enzimática saludable, involucrado en más de 300 reacciones diferentes relacionadas con enzimas en las células del cuerpo.

Cabe señalar que este mineral apoya el mantenimiento de los niveles saludables de GABA, un neurotransmisor que promueve el sueño. Asimismo, sirve para elevar y estabilizar el estado de ánimo del paciente. Por lo tanto, el magnesio participa en la regulación de los ritmos circadianos y favorece la producción de melatonina.

La investigación muestra que los suplementos de magnesio pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño, especialmente en personas que duermen mal. Además, contribuye a la reducción del estrés y la ansiedad. No obstante, si no tiene problemas para conciliar el sueño, pero te despiertas en mitad de la noche, es recomendable acercar la dosis de magnesio a la hora de acostarte, justo antes de ir a la cama.

Hierbas relajantes y sedantes

La valeriana y el lúpulo son dos hierbas que apoyan el sueño saludable y el alivio del estrés. La raíz de la planta de valeriana tiene una historia antigua como ayuda para dormir y remedio natural para el nerviosismo y la ansiedad. Por su parte, el lúpulo se ha utilizado durante siglos para tratar el sueño y la ansiedad.

Ambas ayudan a aumentar la producción de GABA, un químico cerebral calmante que promueve el sueño. Mientras que la valeriana funciona principalmente como un ansiolítico, reductor de la ansiedad, el lúpulo destaca por sus propiedades sedantes, lo que contribuye a la somnolencia. Concretamente, se ha demostrado que la valeriana ayuda a las personas a conciliar el sueño más rápidamente, mejorando los síntomas del insomnio.

Vitamina D: una vitamina que fortalece el sueño

Es un componente conocido principalmente por su papel en el sistema óseo, pero la vitamina D puede aportar otros beneficios importantes para la salud. Sin ir más lejos, estas vitamina ayuda a regular el estado de ánimo, apoya la función inmunológica y posee propiedades antiinflamatorias.

El cuerpo produce su propia vitamina D, en respuesta a la exposición a la luz solar. Por esta razón, la vitamina D no se considera una vitamina, sino que se clasifica como una hormona. Además de la exposición al sol, las personas también recibimos vitamina D a través de ciertos alimentos (pescados grasos, yemas de huevo, zumos y lácteos fortificados, etc.) y suplementos.

Por otra parte, los estudios han demostrado que la vitamina D puede activar dos genes del reloj circadiano, que a su vez controlan nuestros ritmos circadianos de 24 horas. Sabemos que la luz y la oscuridad son los principales reguladores de nuestros relojes circadianos internos. La luz solar también es nuestra mejor fuente de vitamina D. Parece que la vitamina D puede ser parte del mecanismo por el cual la luz solar mantiene sincronizados nuestros relojes circadianos y nuestros ciclos diarios de sueño. Por último, la investigación muestra una conexión entre la deficiencia de vitamina D y el riesgo de apnea del sueño.

Referencias:

  1. Palm L, Blennow G, Wetterberg L. Long-term melatonin treatment in blind children and young adults with circadian sleep-wake disturbances. Dev Med Child Neurol. 1997 May;39(5):319-25.
  2. Xie Z, Chen F, Li WA, Geng X, Li C, Meng X, Feng Y, Liu W, Yu F. A review of sleep disorders and melatonin. Neurol Res. 2017 Jun;39(6):559-565.
  3. Kunz D, Mahlberg R, Müller C, Tilmann A, Bes F. Melatonin in patients with reduced REM sleep duration: two randomized controlled trials. J Clin Endocrinol Metab. 2004 Jan;89(1):128-34.
  4. Durlach J, Pagès N, Bac P, Bara M, Guiet-Bara A. Biorhythms and possible central regulation of magnesium status, phototherapy, darkness therapy and chronopathological forms of magnesium depletion. Magnes Res.
  5. Held K, Antonijevic IA, Künzel H, Uhr M, Wetter TC, Golly IC, Steiger A, Murck H. Oral Mg(2+) supplementation reverses age-related neuroendocrine and sleep EEG changes in humans. Pharmacopsychiatry. 2002 Jul;35(4):135-43.
  6. Hornyak M, Voderholzer U, Hohagen F, Berger M, Riemann D. Magnesium therapy for periodic leg movements-related insomnia and restless legs syndrome: an open pilot study. Sleep. 1998 Aug 1;21(5):501-5.
  7. Fernández-San-Martín MI, Masa-Font R, Palacios-Soler L, Sancho-Gómez P, Calbó-Caldentey C, Flores-Mateo G. Effectiveness of Valerian on insomnia: a meta-analysis of randomized placebo-controlled trials. Sleep Med. 2010 Jun;11(6):505-11.
  8. Taavoni S, Ekbatani N, Kashaniyan M, Haghani H. Effect of valerian on sleep quality in postmenopausal women: a randomized placebo-controlled clinical trial. Menopause. 2011 Sep;18(9):951-5.
  9. Piovezan RD, Hirotsu C, Feres MC, Cintra FD, Andersen ML, Tufik S, Poyares D. Obstructive sleep apnea and objective short sleep duration are independently associated with the risk of serum vitamin D deficiency. PLoS One. 2017 Jul 7;12(7):e0180901.
  10. Theorell-Haglöw J, Hoyos CM, Phillips CL, Yee BJ, Herrmann M, Brennan-Speranza TC, Grunstein RR, Liu PY. Changes of vitamin D levels and bone turnover markers after CPAP therapy: a randomized sham-controlled trial. J Sleep Res. 2018 Aug;27(4):e12606.
Artículos Relacionados