Descubren un marcador en sangre que permitiría diagnosticar varios tipos de demencia

Descubren un marcador en sangre que permitiría diagnosticar varios tipos de demencia

Un equipo de científicos de la clínica Mayo (Estados Unidos) y el Consorcio ALLFTD (Advancing Research and Treatment in Frontotemporal Lobar Degeneration and Longitudinal Evaluation of Familial Frontotemporal Dementia Subjects) ha identificado una proteína que puede ser utilizada como marcador en sangre de un grupo de demencias de difícil tratamiento.

Tal y como explican en un artículo publicado en el medio Cell Reports, se trata de la cadena liviana de neurofilamento, y puede identificar, concretamente, las demencias frontotemporales. Así, podría permitir un diagnóstico temprano que aconsejase a los pacientes la participación en ensayos clínicos de tratamientos tempranos, ya que esta es actualmente la única opción terapéutica.

Una oportunidad para buscar tratamientos tempranos

Para encontrar el marcador, emprendieron una gran investigación sobre una cohorte de más de 1.000 participantes pertenecientes a tres grupos: personas sanas sin factores genéticos que se conozca que causan demencia frontotemporal, personas sanas con factores genéticos que se conoce que la causan, y pacientes con demencia frontotemporal.

Concretamente, tomaron muestras de plasma sanguíneo de estas personas y midieron la cantidad de cadena liviana de neurofilamento que había en ellas.

Cruzando estos datos con el estadio de desarrollo de la enfermedad, encontraron que los niveles de esta proteína en el plasma se elevaban significativamente ya antes de que la enfermedad comenzase a ser sintomática, y que eran más elevados conforme la enfermedad era más severa.

De esta manera, es posible desarrollar un test diagnóstico que sea capaz de detectar la enfermedad con fiabilidad antes incluso de que se manifieste sintomáticamente.

Las demencias frontotemporales son un grupo de enfermedades neurodegenerativas que se caracterizan por una disminución patente en el tamaño de los lóbulos frontal y temporal.

En esta categoría se incluyen algunas como la variante conductual, la afasia primaria progresiva, la parálisis supranuclear progresiva o el síndrome corticobasal; en general, tienen en común un cuadro sintomático consistente en alteraciones en la cognición, la conducta, el lenguaje y el movimiento.

En la actualidad, no existe ningún tratamiento efectivo contra las demencias frontotemporales, pero sí que se están investigando varias opciones. Como ocurre en otras formas de demencia, se cree que los tratamientos tienen mejores posibilidades si se administran de manera temprana.

Artículos Relacionados