Cuánto tiempo tarda en sanar una fractura de escafoides

Cuánto tiempo tarda en sanar una fractura de escafoides

El escafoides es el hueso carpiano que con más frecuencia se lesiona la población a nivel general. Las fracturas en este hueso suelen ser la consecuencia de una "hiperextensión de la muñeca" debido, por ejemplo, a una caída sobre una mano. En todo caso, "puede que no sean visibles en las radiografías iniciales", pero las complicaciones "pueden ser significativas", explican en MSD Manuals.

El hueso es el que conecta la hilera proximal del antebrazo y la hilera distal próxima a la mano y por esta razón existe un riesgo más elevado de sufrir una lesión en esta zona como consecuencia de una caída.

¿Cómo identificar esta fractura?

La detección temprana de una fractura en este hueso es fundamental para evitar complicaciones futuras, como una pérdida de movilidad en los huesos de la muñeca o una degeneración artrósica. Pero, ¿cuáles son los signos de sospecha de una rotura en el escafoides? Los síntomas más evidentes, que al principio pueden pasar más desapercibidos, son los siguientes:

  • Dolor durante la supinación de la muñeca contra resistencia.
  • Hematomas alrededor de esta zona.
  • Dolor y/o inflamación en la zona de la muñeca al lado del dedo pulgar.
  • En algunos casos se confunde el dolor con un esguince de muñeca, lo que dificulta el diagnóstico.

¿Se puede tratar? ¿Cuáles son las complicaciones?

Por ello, para establecer un diagnóstico se debe realizar una exploración física detallada de la muñeca y radiografías de esta zona. Si las imágenes obtenidas no son diagnósticas y existe alta sospecha de una fractura de escafoides, los profesionales sanitarios podrán hacer una resonancia magnética y "un tratamiento presuntivo con una tablilla en forma de espiga en el pulgar y una radiografía de seguimiento".

Como subrayan en MSD Manuals, una de las complicaciones futuras es que estas fracturas "pueden alterar el suministro de sangre al escafoides proximal" dando lugar a la osteonecrosis, una afección que a veces es incapacitante. Se trata de "la muerte del hueso causada por un riego sanguíneo insuficiente", explican en MedlinePlus.

Respecto al tratamiento de estas fracturas, si no hay desplazamiento, esto es, si el hueso no se ha movido, se puede tratar con éxito mediante una férula o escayola. Puede tardar en curarse aproximadamente seis semanas, aunque dependerá de cada paciente.

Peri si el escafoides se ha dañado a diferente altura o si el hueso se ha desplazado, la mejor alternativa puede ser la cirugía porque ofrece más posibilidades de sanación.

Artículos Relacionados