Cómo tratar y prevenir las picaduras de garrapata

Cómo tratar y prevenir las picaduras de garrapata

Las picaduras de garrapata producen desde malestares leves hasta enfermedades peligrosas, tanto en humanos como en animales. Son arácnidos que habitan en los suelos, el césped, las hojarascas, los arbustos y los árboles. Se caracterizan por tener 8 patas, ser marrones, rojizas o negras.

En mayor porcentaje, las heridas que causan estos bichos no son de peligro. Sin embargo, la revista pediátrica Atención Primaria puntualiza que hay garrapatas duras o ixódidos y blandas o argásidos, de las cuales se subdividen muchas especies generadoras de infecciones.

Recorrer un parque, el campo o un patio exponen a una mordedura de tales insectos, que saltan para adherirse a la piel de una mascota o de una persona.

¿Cómo identificar las picaduras de garrapata?

Es posible sufrir picaduras de garrapata y enterarse solo cuando se manifiestan los síntomas, si son del tipo que transmite enfermedades. El lapso para evidenciar las señales se prolonga hasta 10 días tras el contacto, tiempo en que queda pegada a ti. Pasado el periodo de alimentación, el insecto se hincha y tiende a caer al suelo.

Las zonas del cuerpo humano que suelen picar las garrapatas son la ingle, alrededor y dentro de los oídos, las axilas, el ombligo, el cuero cabelludo, la cintura, las nalgas y detrás de las rodillas. Ellas buscan partes cálidas, húmedas y que son difíciles de visualizar.

Síntomas de la picadura de garrapata

Cuando las picaduras de garrapata son inofensivas, apenas percibes un ligero enrojecimiento y una comezón. A veces no hay dolor, porque durante el anclaje en la piel se inocula una sustancia anestésica.

Las siguientes señales delatan la succión por parte del ácaro:

  • Erupción.
  • Ardor.
  • Ampollas.
  • Náuseas.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza y en las articulaciones.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
Garrapata picando la piel.
Las garrapatas tienden a desprenderse cuando se hinchan por la succión de la sangre.

Algunos tipos de garrapatas transmiten virus y bacterias, provocan reacciones alérgicas o patologías de gravedad.

Enfermedades asociadas a la picadura de una garrapata

Si bien hay picadas inofensivas y otras que derivan en infecciones comunes, existen algunas afecciones bastante raras que no deben descuidarse, como resalta la edición española de Annales Nestlé. El texto acota que la falta de medidas preventivas, el retraso del diagnóstico y de la aplicación del tratamiento hacen que varíe la tasa de mortalidad.

Las alteraciones de complejidad contraídas por la mordida de una garrapata suelen ser las siguientes:

  • Tularemia.
  • Anaplasmosis.
  • Enfermedad de Lyme.
  • Fiebre por garrapatas de Colorado.
  • Babesiosis.
  • Fiebre maculosa de las montañas rocosas.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), es la enfermedad de Lyme la reportada con mayor frecuencia en los Estados Unidos. Para contraerla se necesitan al menos 36 horas del insecto pegado a la piel, mientras que otras patologías ligadas al mismo requieren solo minutos de contacto.

Tratamiento para las picaduras de garrapata

Si detectas la picadura de una garrapata, lo primero que debes hacer es quitarla de la piel. Usa tus manos cubiertas con guantes; también funcionan unas pinzas para agarrarla tan cerca como puedas de la dermis.

Sin dejar de presionar, tira hacia arriba y, al despegarla, revisa que no haya un pedazo de su cabeza o de la boca en el picotazo. Limpia con agua y desinfecta con yodo o alcohol isopropílico.

En cuanto al bicho, ahógalo en alcohol y guárdalo en un envase con tapa. Si es necesario asistir a una consulta médica, lleva la garrapata. Saber su tipo ayuda a la prescripción de tratamientos específicos cuando la infección se complica.

¿Cómo prevenir las picaduras de garrapatas?

Ciertos consejos disminuyen las probabilidades de ser picados por una garrapata:

  • No sentarse en áreas de mucha vegetación.
  • Preferir el calzado cerrado.
  • Vestir ropa con mangas y piernas largas.
  • Evitar caminos de hierba alta.
  • Lavar con agua caliente la ropa usada los días de posible exposición.
  • Revisar las mascotas.

Asimismo, los CDC recomiendan aplicar cambios en el jardín para convertirlos en terrenos libres de estos insectos y no atraer a los venados, por ejemplo, debido a que sus garrapatas conllevan enfermedades para los humanos. A los consejos se suma el hecho de apelar a químicos de control que reduzcan el número de garrapatas.

Una publicación del Departamento de Salud Pública de Massachusetts menciona a los repelentes con DEET y los que contienen permetrina como una alternativa contra estos insectos. Siempre respetando las instrucciones del fabricante y las advertencias de uso.

Lugares con alta prevalencia de garrapatas.
La actividad del senderismo y de acampar son de riesgo para ser picados por garrapatas cuando se desarrollan en zonas con alta prevalencia del ácaro.

¿Cuándo acudir al médico?

Asiste al médico si no puedes despegarte la garrapata. Ten en cuenta que mientras más tiempo esté adherida, aumenta el peligro de transmisión de la enfermedad. Como señales de complicación se consideran las palpitaciones, la parálisis de los músculos y los problemas para respirar.

No obstante, aunque estés asintomático desde el principio o los malestares desaparezcan, lo adecuado es visitar al profesional. Transcurridos unos días podría manifestarse alguna urgencia y es importante cumplir con un tratamiento que prevenga secuelas.

The post Cómo tratar y prevenir las picaduras de garrapata appeared first on Mejor con Salud.

Artículos Relacionados