Cómo saber si tengo estrés laboral

Cómo saber si tengo estrés laboral

El estrés tiene orígenes físicos y psicológicos y puede estar causado por alteraciones corporales y anímicas; incluso, puede manifestarse en el ámbito educativo. En el entorno laboral es muy común observar sus efectos nocivos, dada la gran variabilidad de agentes estresores que presionan a trabajadores, colaboradores, profesionales de todo tipo, etc.

No es fácil precisar el concepto “estrés” debido a su relación con una gran variedad de enfermedades. La Organización Mundial de la Salud lo define como el ‘conjunto de reacciones fisiológicas que preparan el organismo para la acción’; cuando esta sobrepasa la capacidad de respuesta del organismo, posiblemente ciertas afecciones se manifiesten o se cultiven sin que se advierta. Un ejemplo podría ser el síndrome de burnout.

¿Qué es el estrés?

Según el Ph. D. Luís Oblitas Guadalupe, el estrés tiene enfoques fisiológicos y bioquímicos, generados por las respuestas orgánicas de una persona frente a situaciones que percibe como amenazantes.

Los factores externos son provocados por enfoques psicosociales. Aunque lo recomendable es entender estos enfoques como la interacción de las variables, por lo que el estrés debería verse desde la integración de los factores fisiológicos, bioquímicos y psicosociales.

Manifestaciones del estrés

Sin importar el entorno o las condiciones psicológicas, el estrés se manifiesta a través de efectos cognoscitivos, cuyas consecuencias puede ser los fallos en la concentración y la memoria, la toma de decisiones equivocadas, el bloqueo de pensamiento de forma inesperada, los cambios en la consciencia del paso del tiempo (olvido y desorientación) e incluso la aparación de tensión y dolor muscular.

Ejecutiva tiene exceso de trabajo

Otros factores del estrés se pueden identificar en el estado anímico, según las siguientes manifestaciones sintomáticas:

  • Apatía.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Desamparo.
  • Alcoholismo.
  • Ausentismo laboral.
  • Frustración y enojo.
  • Trastornos sexuales.
  • Trastornos del sueño.
  • Consumo excesivo de cigarrillos.
  • Drogadicción y abuso de psicofármacos.
  • Pérdida de apetito o hambre compulsiva.
  • Sentir inseguridad y vergüenza de sí mismo.

El estrés laboral: señales de alarma y causas

Existe una estrecha relación entre el estrés y los ambientes laborales, en los que se presentan gran variedad de efectos psicosociales, que son las condiciones de una persona desde lo intralaboral y lo extralaboral, influyentes en la etiología del estrés.

Por lo tanto, el estrés laboral se debe a factores psicosociales que ponen en riesgo la salud de los trabajadores o colaboradores debido a las exigencias del organismo frente a agentes estresores externos.

La persona que está subsumida en un ambiente de trabajo no es una víctima pasiva del estrés laboral, ya que este depende de cómo interprete los posibles agentes estresores y cómo valore en qué contexto se presentan; qué tan consciente es de sí misma, cómo se valora a sí misma frente a las situaciones laborales y qué idea tiene de sus propios recursos y herramientas psicológicas para enfrentarlos y tramitarlos.

La sintomatología del estrés laboral no tiene grandes diferencias con otros tipos de estrés, aunque sí su finalidad, pues no es lo mismo un estrés que provoca ansiedad a uno que estimule un estado depresivo. Los síntomas del estrés laboral, íntimamente ligados con las manifestaciones tratadas anteriormente, son los siguientes:

  • Gastritis.
  • Eczema.
  • Insomnio.
  • Sudoración.
  • Palpitaciones.
  • Colon irritable.
  • Dolor de espalda.
  • Caída del cabello.
  • Náuseas y migrañas.
  • Temblores musculares.
  • Problemas de erección.
  • Trastornos menstruales.
  • Disminución de la libido.

Causas

Por lo general, el estrés laboral se presenta por las siguientes situaciones causales, las cuales tienen que cumplir el requisito de que sean repetitivas y sostenibles en el tiempo: 

  • Difamación.
  • Sobrecarga laboral.
  • Ausentismo laboral.
  • Falta de motivación.
  • Acoso laboral y sexual.
  • Relaciones laborales tóxicos.
  • Trabajar horas extras no pagadas.
  • Cambio repentino de directrices.
  • Trabajar en condiciones de riesgo.
  • Fallas en la cultura organizacional.
  • Horarios desgastantes e inflexibles.
  • Malos tratos por parte de los clientes.
  • Falta de liderazgo y orden organizacional.
  • Jornadas laborales monótonas y repetitivas.
  • El no reconocimiento del esfuerzo y el trabajo realizado.
  • No contar con las herramientas adecuadas para cumplir las metas.
  • Trabajar en un empleo inestable junto a la incertidumbre de quedarse sin empleo.
  • Llamadas de atención abusivas por cualquier falta, por mínima que sea.
  • Excesiva carga de trabajo con presión.
Un hombre se esconde debajo de su portátil por estrés laboral

La intervención en el estrés laboral

El tratamiento, apoyado por un profesional de la salud mental, debe basarse en el sentir y pensar de la persona, de cómo se representa su ambiente laboral y a ella misma en él; qué ideas y afectos tiene invertidos en las situaciones estresantes, producto de los agentes estresores del trabajo. Recordemos que la principal característica de cualquier tipo de estrés es la respuesta frente a lo que está ocurriendo.

La clave para tramitar el estrés laboral se encuentra en el equilibrio emocional, cuyas herramientas psicológicas se trabajan con el psicoterapeuta, teniendo muy en cuenta los siguientes puntos:

  • Trabajar el amor propio y la confianza.
  • Analizar las creencias, los valores y los juicios propios.
  • Buscar redes de apoyo social para tener ayuda emocional.
  • Trabajar la comunicación con los demás y con uno mismo.
  • Detectar y procesar las ideas irracionales, alimentadas por los agentes estresores.
  • Desarrollar la calma y la prudencia para tener el control de la situación estresante o, al menos, para mitigar sus efectos.
  • Desarrollar habilidades para encontrar soluciones en situaciones estresantes.

Para concluir, se puede aconsejar a las organizaciones contar con un departamento de primeros auxilios psicológicos, dirigido por Recursos Humanos, que aporte a la cultura organizacional, con el propósito de prevenir el estrés laboral, tratar sus efectos y realizar campañas para concientizar y determinar los agentes estresores y detectar a tiempo los síntomas.

La entrada Cómo saber si tengo estrés laboral se publicó primero en La Mente es Maravillosa.

Artículos Relacionados