Cómo hacer amigos cuando tienes ansiedad social

Cómo hacer amigos cuando tienes ansiedad social

¿Cómo hacer amigos cuando tienes ansiedad social? Lo cierto es que no siempre es fácil. Sobre todo, cuando tu mente se queda en blanco al hablar con alguien que no conoces. También, cuando tu mente se llena de miedos y piensas que vas a meter la pata en cualquier momento, que te van a juzgar, que vas a ser el hazmerreír de cualquier fiesta, reunión o encuentro público.

Estos y otros pensamientos son los que sufren las personas que lidian con este trastorno. Y no podemos tomárnoslo a la ligera. Porque en los últimos años, la angustia a las situaciones públicas es un fenómeno en auge que afecta de manera llamativa a la cohorte de edad de 16 a 29 años.

El simple hecho de ir a clase, al trabajo, al médico o tener que hacer tareas burocráticas se vive de manera angustiosa. Esto limita por completo la oportunidad de conocer gente nueva. Cuando, en realidad, lo que ansían muchas de estas personas es lograr conexiones sociales satisfactorias, tener amigos, tener una pareja

¿Cómo hacerlo? ¿Por dónde empezar? Profundizamos en algunas técnicas que pueden sernos de gran ayuda.

Aunque hacer amigos no es fácil para todo el mundo, quienes sufren ansiedad social ven su vida muy limitada. Lo cual intensifica aún más su malestar hasta el punto de poder derivar en trastornos depresivos.

Chica triste pensando cómo hacer amigos cuando tienes ansiedad social
Muchas de las creencias que tiene la persona con ansiedad social son falsas. Por ello es necesario que racionalice sus pensamientos.

Estrategias para hacer amigos cuando tienes ansiedad social

En un estudio realizado en la Universidad de Halifax, en Canadá en el 2020, quedó en evidencia el dato señalado al inicio. Después de hacer una encuesta a cerca de once mil personas de todo el mundo, pudo verse que 1 de cada 3 evidenciaban criterios de umbral para tener un trastorno de ansiedad social. A falta de datos actualizados, damos por sentado que esas cifras seguirán en aumento.

La psicóloga Ellen Hendriksen, autora del libro How To Be Yourself: Quiet Your Inner Critic and Rise Above Social Anxiety, señaló en este trabajo algo interesante. Los jóvenes se sienten cada vez más inseguros de sí mismos. El diálogo interno negativo, sumado a la idea de no sentirse lo bastante buenos, ya sea en cuanto a competencias, personalidad o físico, explica esta “epidemia”.

Vergüenza, conductas de evitación, esperar lo peor en toda situación social… Quienes sufren esta condición viven como si estuvieran escrutados de forma continuada por un microscopio. Como si hubiera un Gran Hermano sobre ellos que juzgara de manera hostil todo lo que hacen. Esto les aboca a rehuir mil y una circunstancias, a perderse experiencias que podrían ser enriquecedoras…

¿Cómo hacer amigos cuando tienes ansiedad social? ¿Cómo manejar este trastorno cuando deseas construir buenas relaciones de amistad? Lo analizamos.

La ansiedad social puede afrontarse con una adecuada terapia psicológica. Siempre es adecuado consultar a un profesional especializado. Solo así recuperaremos nuestra capacidad para conectar con las personas y avanzar en nuestro potencial en el trabajo y otros ámbitos de la vida.

Reformula tus pensamientos: ¡Tu mente te engaña!

“Seguro que piensan que soy poco divertido y original”, “soy bastante aburrido, seguro que mientras le hable estará deseando irse a otro lado”, “haré el ridículo”, “todos me mirarán”. La mente de la persona con un trastorno de ansiedad social funciona como si tuviera un “troyano” en su interior, hackeándola. Es decir, procesa toda situación anticipando catástrofes de todos los tipos.

Cuando todo se ve de forma negativa, boicoteamos nuestro potencial como ser humano. Lo que nos decimos a nosotros mismos nos coarta y nos limita. Por tanto, en estos casos es necesario reformular ideas y enfoques:

  • Escribe todos los pensamientos negativos que te llegan a la mente cuando piensas acudir a una fiesta o un evento social.
  • Analízalas. ¿Son racionales? ¿Ocurrirán de verdad? ¿Te son de ayuda esos pensamientos?
  • Dales la vuelta, reformúlalos de manera positiva.

Trabaja tus habilidades sociales y procura ser siempre tú mismo

No fuerces, no intentes ser alguien que no eres solo por agradar. Si uno es introvertido no tiene por qué mostrarse increíblemente dicharachero y locuaz. Ajústate a tu personalidad dejando a relucir lo mejor de ti en confianza. Para ello, no dudes en entrenar tus habilidades sociales:

  • Comunica de manera positiva y relajada.
  • Aprende a escuchar sin estar pensando en qué vas a decir después.
  • Trabaja tu asertividad.
  • Piensa en la conversación como si fuera un baile entre dos personas, algo fluido en lo que disfrutar.

Empieza por escenarios familiares o canales en los que te sientas más cómodo

A la hora de hacer amigos cuando tienes ansiedad social, las nuevas tecnologías son una ventaja. Siempre puedes acudir a aplicaciones especializadas, a foros de internet o cuentas de Facebook, Instagram o TikTok. Son canales seguros en los que no te ves muy expuesto y en los que, además, tienes cierta sensación de control.

No dudes tampoco en sacar partido de esos escenarios sociales en los que te sientes seguro. Puede que en tu trabajo, en una clase o en el gimnasio donde vas haya personas con las que puedes forjar una buena amistad.

Hombre mirando el móvil para informarse sobre cómo hacer amigos cuando tienes ansiedad social
Siempre podemos iniciar una nueva amistad a través de mensajes al compartir intereses semejantes.

Busca personas con las que compartas pasiones e intereses similares

El mundo, tu ciudad y hasta muy cerca de ti hay quien ve, siente y se ilusiona por las mismas cosas que tú. Son figuras que comparten esa pasión por los libros, el cine, las series o esas rarezas que piensas que solo te definen a ti. Busca en foros de internet, en cuenta de Instagram o TikTok y verás que hay miles de personas que tienen tus mismas aficiones.

Conocer a alguien con quien compartes intereses es como estar en un refugio seguro. Te será más fácil empezar a hablar sin centrarte en tus pensamientos e inseguridades.

Nota final: apoyo psicológico para la ansiedad social

En la actualidad, tanto la terapia cognitiva conductual (TCC) como la terapia de aceptación y compromiso (ACT) son altamente efectivas para tratar el trastorno de ansiedad social. Por ello, no podemos concluir este artículo sin recomendarte la posibilidad de solicitar ayuda experta, en caso de que percibas que tu calidad de vida se ve cada vez más limitada.

Intentar hacer amigos cuando tienes ansiedad social es un buen inicio para vencer miedos, para racionalizar pensamientos y manejar mejor las emociones invalidantes. No dudes en ir poco a poco, los pequeños avances cotidianos son formas de afianzar la confianza en ti.

Lograr amistades gratificantes es también un amarre sensacional para coger fuerzas, para abrirte cada vez a una sociedad que, lejos de albergar amenazas, esconde buenas oportunidades para ser feliz. No dejes para mañana esos miedos que hoy vetan tu bienestar, solicita ayuda si lo necesitas.

La entrada Cómo hacer amigos cuando tienes ansiedad social se publicó primero en La Mente es Maravillosa.

Artículos Relacionados