Cómo determinar la frecuencia cardiaca máxima por edad para hacer ejercicio

Cómo determinar la frecuencia cardiaca máxima por edad para hacer ejercicio

El corazón se contrae varias veces por minuto. Esto es lo que se conoce clínicamente como frecuencia cardiaca, esto es, los latidos que se producen cada 60 segundos.

En este sentido, destaca la Fundación Española del Corazón (FEC), para un óptimo funcionamiento de nuestro organismo, resulta fundamental que "el corazón actúe bombeando la sangre hacia los órganos a una determinada presión arterial y frecuencia".

Pero, ¿cuál es la frecuencia cardiaca normal? Generalmente, la frecuencia en reposo suele encontrarse entre los 50 y 100 latidos por minuto, aunque hay factores que provocan alteraciones en este ritmo. De hecho, puede variar a lo largo del día y la noche, como respuesta ante estímulos o cuando practicamos alguna actividad física.

Cómo mantener una frecuencia cardiaca normal

"Al realizar ejercicio físico, el corazón produce una respuesta normal que es la taquicardia y la frecuencia cardiaca en reposo está por encima de 100 latidos por minuto", añaden en la Fundación.

Entonces, ¿qué es lo recomendable? Al caminar, correr o practicar algún otro ejercicio físico, "es mejor hacerlo al 60-85% de su máximo cardíaco si el objetivo es la aptitud aeróbica", detallan en el portal especializado MedlinePlus.

Para determinar la frecuencia cardíaca máxima, se debe restar la edad a 220. "La cifra resultante representa el número de veces que el corazón debería latir por minuto a una frecuencia máxima", explican. Así, para establecer el rango de la frecuencia cardiaca de esfuerzo, hay que "multiplicar la cifra anterior por 0,5 a 0,85".

En el caso de hacer deporte con una intensidad moderada, se puede mantener el ritmo cardiaco entre el 50% y el 70% de la frecuencia máxima durante dos horas y media por semana. "Si estás haciendo ejercicio a una intensidad vigorosa, se puede mantener el ritmo cardíaco entre 70% y el 85% de la frecuencia cardiaca máxima durante 1 hora y 15 minutos a la semana", explica.

Para mantener la frecuencia cardiaca normal, la Fundación Española del Corazón destaca como recomendación la práctica de ejercicio físico de forma regular. "Se estima que cada 1-2 semanas de entrenamiento aeróbico podríamos conseguir una reducción en la frecuencia cardiaca en reposo de un latido por minuto", indican.

Artículos Relacionados