¿Cómo despedirse de alguien?

¿Cómo despedirse de alguien?

Decir adiós a una persona puede ser una experiencia difícil por varios motivos, e incluso hay quienes prefieren evitarlo. El problema es que las despedidas son necesarias para cerrar ciclos o episodios de nuestra vida.

Los asuntos pendientes pueden dejar huellas emocionales que nos sigan afectando con independencia del tiempo que pase. Por esa razón, comprender cómo despedirse de alguien es necesario para finalizar y superar situaciones importantes.

Por suerte, se trata de una habilidad que puede aprenderse a través de la práctica. En este artículo facilitaremos algunas ideas que te ayudarán a decir adiós de forma saludable. Si bien no es sencillo, siempre va a ser beneficioso para tu salud emocional.

La importancia de saber cómo despedirse de alguien

Las relaciones familiares, amistosas o de pareja pueden concluir en algún punto por diversas razones. Dependiendo de lo estrecho que sea el vínculo, esta ruptura podría afectarnos de varias maneras. Romper lazos con una persona es un suceso que inicia un proceso de duelo por la pérdida de una conexión emocional.

En ese tipo de casos ocurre lo mismo que cuando un ser querido fallece. En este sentido, se ha demostrado que cuando el duelo no se procesa de manera saludable, puede dar lugar a otras alteraciones. Por ejemplo, es posible que el paciente experimente una crisis de ansiedad o episodios depresivos. De este modo, aprender cómo despedirnos de alguien es necesario para cerrar estas experiencias.

Schwörer, Krott y Oettingen (2020) publicaron un estudio sobre las consecuencias de no despedirnos de manera apropiada. Los resultados mostraron que decir adiós de forma saludable reducía las emociones negativas, el arrepentimiento y hacía más fácil aceptar el cambio. Por ende, se puede afirmar que las despedidas son necesarias.

No obstante, para algunas personas, la idea de despedirse de otro es complicada, y genera rechazo. Decir adiós se asocia con emociones desagradables, como la tristeza o la ira. Pero posponer la despedida de modo indefinido impide que dichos sentimientos se procesen y continúen afectando aun después de perder la relación.

A continuación, te mostraremos cómo despedirse de alguien a través de recomendaciones concretas. De esta forma, podrás cerrar los ciclos necesarios con el objetivo de seguir adelante y vivir nuevas experiencias.

Hombre sentado en un columpio solo

1. No actúes por impulso

Poner fin a un vínculo con alguien es algo que deberíamos pensar con cuidado. No es buena idea hacerlo cuando estamos sintiendo determinadas emociones, como la ira o la decepción. Es importante evaluar si terminar ese lazo es lo mejor para nosotros. Si después de pensarlo, concluyes que la relación solo te genera dolor y no hay manera de arreglarlo, quizá sea hora de despedirse.

2. Busca el momento y lugar adecuados

Para que una despedida ocurra de la manera más pacífica y sana, es necesario elegir el momento y lugar correctos. Es esencial tener tiempo para hablar con tranquilidad y hacerlo en un lugar donde no haya interrupciones o al menos estas sean mínimas. No es apropiado tener este tipo de conversaciones si estamos muy ocupados o en lugares concurridos donde no hay privacidad.

3. Sé honesto y asertivo

Otro aspecto fundamental sobre cómo despedirse de alguien tiene que ver con la honestidad. Con esto, no solo hablamos de ser sinceros al hablar con el otro, sino también con nosotros mismos. Es recomendable tomarnos el tiempo para reflexionar acerca de lo que sentimos respecto a la situación. Así, sabremos qué es lo que necesitamos decir a la otra persona para finalizar la relación.

Por otro lado, la asertividad nos permite expresarnos con respeto, tanto hacia nosotros como hacia el otro. Es posible comunicar un mensaje con claridad, sin necesidad de convertirlo en un insulto o ataque. Hacer esto último puede generar reacciones por parte del otro que podrían llevar a una discusión. A su vez, eso daría lugar a otros sentimientos y procesos que harían más difícil superar el duelo.

4. Acepta tus emociones, incluso las desagradables

Despedirse de alguien puede sentirse como liberador al principio. Aunque, tiempo después, es probable que surjan otras emociones como la ira, la tristeza o el disgusto que son parte del duelo. Este tipo de sentimientos, a pesar de que no son placenteros, necesitan su espacio.

No intentes reprimir tus emociones o las ignores porque esto puede traer otras complicaciones. Los problemas para manejar la ira, los síntomas depresivos o la crisis ansiosas se relacionan con conflictos no procesados.

5. Toma tiempo

El duelo requiere de tiempo y espacio para poder superarlo de la mejora manera. No intentes actuar como si las cosas cambiaron de la noche a la mañana o que todo está perfecto. Pese a que pudo ser la mejor decisión, aun así, no es sencillo adaptarse a la nueva realidad. Procura darte el tiempo que necesites para aceptar los cambios y ve a tu ritmo.

Mujer preocupada mirando por la ventana

6. Ve a terapia si lo necesitas

Las despedidas pueden ser complejas. Por ejemplo, cuando no es posible decir adiós a una persona porque no está presente físicamente. En esos casos, un psicólogo o psicoterapeuta puede usar diferentes técnicas para permitirte conseguir un cierre. Además, también es útil para aprender estrategias que ayuden a manejar el dolor emocional de la despedida.

Para concluir, se puede afirmar que saber cómo despedirse de alguien es un factor clave para la salud mental. La vida está llena de momentos donde es necesario soltar y decir adiós, negar esta realidad solo nos genera sufrimiento. En cambio, aceptarlo como algo natural y hacerlo de forma adecuada contribuye al desarrollo personal.

La entrada ¿Cómo despedirse de alguien? se publicó primero en La Mente es Maravillosa.

Artículos Relacionados