Bebé sano y feliz: 8 pasos para lograrlo

Bebé sano y feliz: 8 pasos para lograrlo

¿Qué necesita tu bebé para que crezca sano y feliz?

Es una pregunta que los adultos tenemos que hacernos ya que tenemos la responsabilidad de formar a los niños a través de herramientas que les permitan un buen desarrollo para su futuro.

Todos los niños y niñas necesitan vivir una infancia sana y feliz, ya que la niñez es la etapa más especial en la vida de las personas, en la cual se producen aprendizajes que serán la base de su desarrollo como adultos.

No siempre sabemos cómo tenemos que actuar ya que cuando son muy pequeños pueden balbucear, llorar, darse vuelta, y a veces no entendemos las señales.

Los padres o adultos no tenemos por qué ser especialistas en el desarrollo infantil para asegurarle al bebé que crezca sano y feliz, pero sabemos de manera instintiva que nuestro amor, atención y cuidados básicos son lo que el bebé verdaderamente necesita para alcanzar todo su potencial.

Pasos a seguir para ayudar al bebé a crecer sano y feliz

Mantenerlo a salvo

No hace falta decir que debes mantener a tu bebé seguro a toda costa como ser protegerlo del frío, del calor, de enfermedades o lesiones, que colocar en casa medidas de seguridad para cuándo aprenda a gatear o caminar. Pero es una manera de garantizar que lo cuidas, y que el niño va a crecer sano y seguro a tu lado.

Aprende a conocer sus señales

tener hijo

Durante los primeros meses de vida tu bebé va a mostrarte cuando algo lo haga feliz o cuando algo le moleste. Pasará de sonreír a llorar tan rápido que a menudo no podrás seguir el ritmo de sus cambios de humor.

No te preocupes si el bebé pasa mucho más tiempo llorando que riendo. Es normal que experimenten angustia antes que felicidad. El llanto y las expresiones de tristeza son las formas que tu bebé tiene de comunicarse contigo, además te va a alertar si tiene hambre, está incómodo, o si siente dolor.

Es una señal de que tu bebé crece sano y feliz, a medida que sea más grande podrá comunicar sus sentimientos con palabras y su lenguaje corporal.

Juega con él

image 45412 3575

El juego también es una excelente manera para que el niño desarrolle habilidades que serán esenciales para su futura felicidad.

A medida que crezca, el juego no estructurado la ayudará a descubrir qué querrá ser cuando sea grande. Construir casas con bloques, experimentar en su cocina de juguete y golpear una sartén con una cuchara podrían indicar futuros caminos profesionales.

Pero, aunque coloques un móvil en su cuna o un gimnasio para bebés, conéctate con él, háblale, involúcrate a través de los juegos. Si tú te diviertes al hacerlo es probable que él también lo pasé bien contigo.

Demuéstrale tu amor y tu apoyo emocional

Los niños necesitan apoyo emocional, atención y mucho afecto, más que nada cuando es un bebé. Esos cuidados le ayudarán a crecer sano y feliz. Serán una base firme desde la cual podrá explorar mejor su mundo.

Existen hoy en día muchas pruebas científicas de que el amor y el contacto corporal, los abrazos, las caricias, el cariño que reciben los bebés durante sus primeros años tienen un impacto directo sobre su crecimiento físico, mental y emocional.

Algo muy importante es responder de manera inmediata su llanto, sobre todo durante los primeros 6 meses de vida, porque es una manera de que el bebé pueda confiar en ti y construir un sólido vínculo.

Ayuda a estimular su cerebro

Jugar con el niño, hablarle, leerle un cuento son acciones que lo van a ayudar a crecer sano y feliz.

Hay muchas maneras de ayudarlos a desarrollar su cerebro ya sea cantándoles, tocando música, incluso puedes leer un cuento para ayudar a incrementar su vocabulario y estimular su imaginación.

Sí está interesado en jugar debes darle variedad de juguetes y objetos. Elige elementos de diferentes formas, texturas, colores y sonidos.

Crea una rutina equilibrada

Dormir la cantidad de horas necesarias, realizar ejercicio y llevar una dieta saludable son importantes para que el bebé crezca sano y feliz. Deja el niño suficiente espacio para liberar su energía de esa manera lo ayudarás a ponerse de buen humor, deja que gateé hacia su pelota favorita, o corra por el parque.

Cuídate y sé positiva

Los niños captan el estado de ánimo de los adultos, incluso los bebés imitan el estilo emocional de sus padres. Si te sientes bien y sonríes, tu bebé sonríe y su cerebro se conecta para sonreír.

Es muy difícil ser positivo todo el tiempo, pero trata de hacerlo ya que él va a seguir tu ejemplo. Ser positivo es un hábito que se puede conseguir.

Respeto

Es importante enseñarle al bebé lo satisfactorio que es ayudar a los demás, mostrarle lo feliz que te hace sentir hacerlo.

También es importante para que el niño crezca sano y feliz que le proporciones respeto, ya que de esta forma ellos también aprenden a respetar a los demás y se generan relaciones apropiadas que brindan felicidad.

Por ejemplo, si te cepillas el cabello dale la oportunidad de que el cepille el tuyo. Esos momentos ayudan a aprender a compartir y cuidar de los demás. Recuerda que la etapa de la infancia cualquier interacción que tengamos con los niños puede ser decisivo para su vida.

Por lo tanto, es responsabilidad de los adultos brindar toda nuestra atención, amor incondicional y todos los cuidados necesarios para qué el niño pueda crecer sano y feliz.

Fotos: Pixabay.

Artículos Relacionados