Apatía laboral: causas y medidas a tomar

Apatía laboral: causas y medidas a tomar

La apatía laboral está presente como fenómeno social desde hace décadas. Sin embargo, hasta hace relativamente poco no se le había dado nombre o caracterizado como tal. Las caras grises de una oficina o las ojeras de los viajeros de un vagón de metro son imágenes familiares que representan bien este concepto.

Este sentimiento no es solo una preocupación para el trabajador: las empresas, conocedoras de que la productividad depende en gran medida de la felicidad y la motivación de sus empleados, quieren evitarlo a toda costa. Más allá de los valores corporativos, la persona quiere saber que su trabajo es útil y que le reporta beneficios a todos los niveles.

Por eso, en este espacio vamos a explorar este sentimiento de apatía relacionado con el entorno laboral, de dónde viene y cómo solucionarlo. En la cadena de producción, cada eslabón importa y necesario cuidarlo.

¿Qué es la apatía laboral?

La apatía, esa falta de emoción, motivación y entusiasmo es casi una pandemia en la sociedad occidental. ¿Qué fue antes: vivir para trabajar o trabajar para vivir? La ocupación laboral es un pilar muy importante en la vida de las personas, ya que influye en ellas tanto a nivel de supervivencia como de bienestar emocional.

Por eso, la apatía laboral debe ser considerada un problema de entidad significativa. Ese individuo sentirá falta de motivación para realizar sus labores y contará los días libres hasta tener que volver a su puesto. Esto, de alargarse, acabaría por derivar en estrés crónico y problemas relacionados con la depresión y la ansiedad.

Las consecuencias más habituales de esta apatía son el descenso de la productividad, el mal liderazgo o la contribución a crear un mal clima de trabajo. Al final, es una espiral que mantiene en malas condiciones a toda la cadena de producción y a las personas que la conforman.

Hombre preocupado trabajando
La apatía laboral además de en desmotivación puede derivar en depresión, estrés o ansiedad.

Causas de la apatía laboral

¿Qué lleva a una persona a desmotivarse en su trabajo? Aunque probablemente se te ocurran varias respuestas a este interrogante, aquí tienes algunas de las más comunes:

  • Precariedad: horarios incompatibles con la vida, sueldos paupérrimos, acoso laboral o malas condiciones laborales en general.
  • Mal clima laboral: un ambiente tóxico desmotiva a los trabajadores, pues las horas que pasan en el entorno laboral están llenas de tensión e interacciones negativas. Así, es lógico que las personas quieran poner una separación mental de su trabajo.
  • Tareas rutinarias y mecánicas: en trabajos de fábrica, por ejemplo, manipular productos en cadena durante horas es un desgaste físico y mental increíble. Una vez se automatizan las tareas, lo normal es que el pensamiento ya esté deseando estimulación.
  • Imposibilidad de progresar: en aquellas empresas donde la promoción interna es inexistente, el trabajador puede sentir apatía debido a la falta de retos y la idea de que se va a quedar en el mismo puesto para siempre.
  • La política de empresa y los valores propios no coinciden: “el trabajo es el trabajo”, habrás oído alguna vez. Sin embargo, tener una ocupación en algo que se considera moralmente reprobable lleva, inevitablemente, al estrés y a la apatía como mecanismo defensivo.

Estos factores, ya sea de forma independiente o entrelazados entre ellos, generan un gran malestar psicológico al individuo. Las consecuencias suelen ser el abandono del puesto o la bajada de rendimiento. Ante todo esto, es necesario poner soluciones.

¿Qué hacer para remediar y prevenir la apatía en el trabajo?

Como las empresas son la suma de los esfuerzos de sus partes, aquí encontrarás consejos tanto para la organización como para el trabajador. Como persona individual, presta atención a ambas partes, pues es necesario que conozcas lo que puedes hacer por ti, pero también lo que deberías exigir.

Consejos para el trabajador

No se te debe olvidar la parte de responsabilidad que tienes sobre tu propia persona. Es probable que tengas razones de peso para sentir esa apatía, pero siempre hay algo que puedes hacer para cuidarte.

Entre esas medidas están el dormir lo suficiente, llevar una buena alimentación y tratar de centrarte en los aspectos positivos de tu trabajo. No obstante, también podría ayudarte exponer tus quejas a tus responsables, así como proponer soluciones para aquellos problemas que detectes en tu entorno laboral.

Mujer haciendo terapia
Si tu trabajo te está restando salud mental y no lo puedes dejar, recuerda acudir a un profesional de la psicología.

Consejos para la empresa

Cuando contratas a alguien, no solo le recompensas con sueldo. Este debe ser digno y acorde al puesto del trabajador, pero también se deben cuidar el resto de aspectos laborales: el clima de trabajo, los beneficios sociales, la carga de trabajo o la promoción interna son algunos ejemplos.

Escucha a los trabajadores que te rodean. Sus testimonios y su comportamiento son un reflejo directo de la calidad de tu empresa. Es necesario que el trabajo en equipo se mantenga a lo largo del tiempo, objetivo más fácil de plantear que de llevar a cabo.

El trabajo no lo es todo. Sin embargo, su carácter inevitable y obligatorio hace que la apatía laboral sea la vía de escape para muchas personas que se sienten estancadas en una dinámica vital negativa. Por eso, es tarea de todos mejorar este ámbito de la vida, pues nadie merece ser infeliz en el lugar donde el esfuerzo se convierte en la posibilidad de seguir pagando el alquiler.

La entrada Apatía laboral: causas y medidas a tomar se publicó primero en La Mente es Maravillosa.

Artículos Relacionados