8 consejos para introducir el biberón en la alimentación del bebé

8 consejos para introducir el biberón en la alimentación del bebé

El mejor alimento para un bebé es la leche materna, sin embargo, es necesario acostumbrar al bebé al biberón por muchas razones. Lo habitual es comenzar con el biberón para continuar con la leche materna o para empezar a darle leche de fórmula. Debemos saber que al momento de ofrecerle la mamadera es posible que el bebé se sienta incómodo, lo rechace y no quiera comer.

La mayoría de los expertos en lactancia sugieren esperar hasta que el bebé tenga al menos un mes de edad y la lactancia esté bien establecida antes de introducirlo.

Si debes regresar al trabajo, comienza a alimentarlo con biberón al menos dos semanas antes de la fecha de inicio para que ambos tengan tiempo de adaptarse.

Tienes que tener en cuenta que succionar leche de un biberón requiere movimientos de la boca y la lengua diferentes a los de amamantar, por lo que tu bebé puede tardar un poco en acostumbrarse al cambio.

Debes darle su tiempo para que el bebé se adapte al biberón, es muy distinto a la lactancia.

Recomendaciones para acostumbrar al bebé al biberón

Lo primero es esperar a regularizar el amamantamiento, esto ocurre a las tres o cuatro semanas de haber nacido. Luego de establecer la lactancia natural debe tener un período de prueba de dos semanas antes de instaurar la alternancia de la alimentación. Es importante hacerlo de manera paulatina para facilitar la transición en la nutrición del pequeño.

Elegir un buen momento

Es recomendable dárselo cuando tiene hambre, se sienta contento y relajado. Puedes probar a hacerlo en tomas intermedias, no en la primera ni la última, y si esta técnica no funciona, prueba darle uno poco más tarde de lo habitual para que tenga más apetito y esté dispuesto a tomarlo.

Decidirte por un buen biberón

baby bottle and nipple on white

Es importante prestar mucha atención en la selección del mismo. Puedes probar con el de tetina larga, redonda y blanda, y evita los productos que dicen ser anatómicos porque no se parecen al pezón realmente.

Utiliza las tetinas de flujo lento, porque algunos bebés sobre todo los más pequeños se pueden atragantar con las tetinas regulares ya que la leche fluye demasiado rápido.

Permite que se lo dé otra persona

Debes probar que el biberón se lo dé otra persona, para que se adapte mejor al cambio.

Los bebés pueden percibir el olor de las madres a menos de seis metros de distancia, por esa razón es recomendable que otra persona le dé el primer biberón al bebé y evitar que se confunda al no tomar el pecho de su madre.

Es una manera de que pueda diferenciar la experiencia y acostumbrarse en poco tiempo.

Ofrécele un biberón por la noche después de su alimentación habitual

Esto es ideal para que acostumbre a la tetina. Comienza con una pequeña cantidad de leche materna, aproximadamente media onza.

Utiliza un estilo de alimentación de flujo lento

24241967170 2c72b162c2 k 1

Un estilo de alimentación de flujo lento con uno que sea asimilar a la lactancia materna. Los bebés que amamantan están acostumbrados a un ritmo más lento al succionar la leche del pezón.

Considerando que, la alimentación con biberón es fácil y requiere poco esfuerzo, el ritmo es mucho más rápido y los bebés pueden acostumbrarse a este ritmo lo que hace que la lactancia sea más frustrante cuando regresan de la alimentación con biberón.

Si está usando una tetina normal, deja que el bebé tome de cinco a diez succiones y retira el biberón. Permite que el bebé trague y respire. Luego reinserta el biberón y comienza de nuevo. Este proceso debería alentar a tu bebé a reducir la velocidad de su alimentación. La alimentación debe durar aproximadamente 15 minutos, similar a la de una sesión de lactancia.

Temperatura

Lo más recomendable es entibiar con agua el biberón antes de dárselo al bebé, para que adquiera la temperatura del cuerpo, ya que él lo asocia con el cuerpo de mamá.

También puedes probar diferentes temperaturas. Es posible que prefiera la leche un poco más tibia o más fría de lo que se la has estado dando. Experimenta con diferentes temperaturas para ver cuál prefiere. También puedes probar si hay alguna diferencia entre darle leche fresca o leche congelada.

Dale su tiempo

Muchos bebés alimentados exclusivamente con leche materna no aceptan un biberón de inmediato, por lo que puede ser necesario un par de intentos antes de que tu bebé lo domine. Debes ser paciente y seguir practicando el ofrecerle el biberón.

Para terminar…

Definitivamente, acostumbrar al bebé al biberón no es una tarea fácil. Se requiere de esfuerzo, paciencia y constancia; pero con la práctica podrás realizar la transición en menor tiempo.

Debes tener en cuenta que los consejos te ayudarán mucho cuando comiences tu viaje de alimentar a tu bebé con biberón. La mayoría de las veces, el bebé aceptará muy bien un biberón, pero hay algunos que realmente pueden hacer que la transición sea frustrante.

Si tienes dificultades para introducir los biberones o si el bebé parece que no se alimenta de manera correcta con un biberón, solicita la ayuda de un experto en lactancia.

Fotos: Freepik y Pixabay.

Artículos Relacionados