6 pruebas caseras de embarazo para hacer en casa

6 pruebas caseras de embarazo para hacer en casa

Si tienes una sospecha de estar embarazada existen pruebas caseras que puedes hacer en casa que te podrán sacar la duda. Estas pruebas caseras pueden detectar la presencia de una hormona del embarazo llamada gonadotropina en una muestra de orina.

Todas sabemos que la falta del primer periodo es el primer signo que puede indicar un embarazo, tenemos muchas opciones en forma de pruebas caseras de embarazo fácilmente disponibles, seguras y muy económicas que la podemos hacer en la comodidad de nuestro hogar.

Estás pruebas caseras se hacen con materiales que todo el mundo tiene en casa y no implica ningún riesgo para la mujer. Algunas podrían ser muy sensibles como para detectar el embarazo en el primer día de falta del período.

Naturalmente si estás ansiosa y quieres saber el resultado rápidamente te puedes hacer cualquiera de ellas en casa, pero realizarte una prueba en un laboratorio de un médico es siempre 100% seguro.

¿Cuándo debo hacer las pruebas caseras en casa?

Para obtener los resultados más precisos, es aconsejable esperar al menos una semana después de la falta del período antes de realizar cualquiera de las pruebas caseras.  También es mejor realizar la prueba a primera hora de la mañana, ya que la orina tendrá una mayor concentración de la hormona hCG.

Eficacia de las pruebas caseras de embarazo

La mayoría de las pruebas caseras no tienen ninguna eficacia probada científicamente. En muchos casos, algunas pueden dar resultados precisos simplemente por coincidencia. Sin embargo, se ha demostrado que algunos de los métodos de pruebas caseras de embarazo son bastante efectivas.

Si bien siempre se recomienda obtener un kit de prueba de embarazo clínicamente aprobado que pueda usar fácilmente en casa, siempre puedes probar estos métodos naturales para obtener resultados rápidos sin tener que ir a la farmacia.

Las mejores pruebas caseras de embarazo para hacer en casa

Es importante que sepas que estás pruebas caseras de embarazo no tienen evidencia científica que demuestre que sean precisas. Puedes hacerlas solo por curiosidad, pero si quieres un diagnóstico totalmente certero debes hacerte un estudio clínico.

Orina en un frasco de vidrio

En este caso deberás orinar en un frasco de vidrio completamente limpio y seco. Luego lo tapas lo dejas en el refrigerador toda la noche, o unas cuantas horas hasta que se enfríe.

Si se ha formado un tipo de espuma blanca o capa en la superficie significa que estás embarazada, sin embargo, la ausencia de cualquier capa o película indica que aún no lo estás.

Con pasta de dientes

Para este método, solo puedes usar pasta de dientes blanca para obtener resultados precisos. La pasta de dientes de color puede contener productos químicos adicionales que pueden interferir con los resultados.

En un recipiente limpio, dos cucharadas de pasta de dientes blanca y agrega gotas de orina recolectada temprano en la mañana. Revuelve con un palito de madera, si la pasta de dientes se pone azul y se forma espuma estás embarazada, si no reacciona con la orina, aún no lo estás.

Utilizando vinagre

Es una de las pruebas caseras más comunes y fáciles de hacer ya que el vinagre es un elemento que siempre tenemos en nuestro hogar. Debes recoger en un vaso o en un frasco limpio de vidrio la primera orina de la mañana. Añadir una cucharada sopera de vinagre y dejar reposar 20 minutos sin agitar.

Si al cabo de ese tiempo la mezcla cambio de color estás embarazada, si no hay cambio de densidad y decoloración entonces es negativo.

Con azúcar

Con azúcar es una de las pruebas caseras de embarazo más fáciles de hacer, ya que es un ingrediente que todos tenemos en casa.

Coloca tres cucharaditas de azúcar blanca granulada en un recipiente de vidrio limpio. Añade la primera orina del día sobre el azúcar, espera de 5 a 10 minutos. Si el azúcar se disuelve estás embarazada, si se forman grumos está el resultado es negativo.

Prueba con jabón

El jabón es otro de los materiales usados para realizar las pruebas caseras en casa.

Necesitarás un recipiente limpio y una pastilla de jabón sin usar. Colocas el jabón dentro del recipiente y viertes la orina sobre el jabón hasta que lo cubra por completo. Puedes agitarlo un poco y si el jabón burbujea y hace espuma el resultado es positivo, si no hay ninguna reacción es negativo.

Prueba con sal

Es otra de las pruebas caseras muy fáciles de hacer al igual de la del azúcar, son productos que siempre tenemos en casa. Necesitas recolectar una muestra de orina de la mañana, una pizca o dos de sal y un vaso limpio para mezclar los ingredientes.

Agrega la muestra de orina el vaso y deja caer una pizca o dos de sal, espera 3 minutos. Si se forman grumos de color blanco cremoso a partir de la reacción de la orina estás embarazada. Si no hace ninguna reacción entre la orina y la sal no lo estás.

Para terminar…

Si resultado dio positivo hay muchas más razones para visitar al médico. Puede que realmente estas pruebas caseras hayan detectado tu embarazo y tengas que hacerte numerosos estudios y seguir ciertas indicaciones para transitar tu embarazo satisfactoriamente, para que tu salud y la del bebé estén totalmente controladas.

Fotos: Pixabay.

Artículos Relacionados