6 consejos para leer poemas en voz alta a los niños

6 consejos para leer poemas en voz alta a los niños

Consejos Para Leer Poemas En Voz Alta A Los Ninos
La lectura en voz alta encanta a los niños y une a las familias. Pues bien, existe un tipo de composición que ha sido especialmente creada para descubrirse de este modo: el poema infantil. Es una estructura breve y sencilla que posee una enorme musicalidad. ¿Cómo leer poemas en voz alta a los niños? En Uno más en la Familia compartimos seis consejos.

1. Mantén un ritmo constante a lo largo de todo el poema

La belleza musical es inherente a la creación poética. La poesía es un género literario que pone una atención especial en la estética de cada verso. Para que la lectura se desarrolle con fluidez, es esencial que cuides el ritmo a lo largo de toda la composición. Es decir, es importante que el compás se mantenga de principio a fin.

2. Haz pausas en los momentos clave

El control de la respiración en la lectura es esencial para completar el proceso. Por ello, las pausas breves no solo influyen positivamente en el ritmo del poema, sino que constituyen un momento de apoyo para el lector, que toma aire antes de continuar con las siguientes palabras. Pues bien, existen dos tipos de pausas que conviene cuidar durante la lectura de un poema infantil.

En primer lugar, haz una breve parada al final de cada verso. Y, también, al terminar cada estrofa. Por otra parte, los propios signos de puntuación que se integran en la obra ofrecen una información clara al lector.

Consejos Para Leer Poemas A Los Ninos En Voz Alta

3. Repasa el poema en voz baja

Antes de leer un poema en voz alta, puedes tomarte tu tiempo para repasarlo en silencio. Existen diferentes aspectos que puedes analizar en relación con la estructura: el número de versos y de estrofas. ¿Cuál es el tema que trata la composición? La comprensión del texto es clave para dar un mayor sentido a la lectura en voz alta. ¿Y qué forma tiene la rima?

4. Lee despacio

La poesía es un género literario que se disfruta de forma especial a través del sonido, la música, el ritmo, el silencio y el compás. Por ello, lee despacio y con calma. Avanza en la lectura, eso no significa que tengas que detenerte en exceso en cada verso. Intenta que el ritmo sea constante, pero pausado.

5. Lenguaje verbal

La lectura de un poema en voz alta se completa con la comunicación no verbal. El lenguaje corporal añade expresividad, emoción e información. Por ello, mantén el contacto visual con el niño. Y enriquece el significado del texto con gestos que clarifiquen el mensaje principal y creen una conexión afectiva con el interlocutor.

Como Leer Poemas En Voz Alta A Bebes Y Ninos

6. Juega con las palabras y con la belleza de los sonidos

La lectura en voz alta te permite redescubrir matices de conceptos que utilizas habitualmente en el lenguaje cotidiano y que, sin embargo, adquieren un gran potencial estético cuando se enmarcan en una composición poética infantil. Si tú disfrutas de ese momento, también transmites ilusión, alegría y entusiasmo por medio de tu presencia.

Artículos Relacionados