6 consejos para entrenar en el gimnasio este verano

6 consejos para entrenar en el gimnasio este verano

Si entre tus planes está seguir entrenando formalmente durante la época más cálida del año, aún cuando lleguen las más altas temperaturas, lo mejor es que tomes en cuenta los consejos para entrenar en el gimnasio en este verano.

Entrenar en el gimnasio en el verano puede ir acompañado de ciertas limitaciones que pueden condicionar tu salud y que exigen un plan donde te puedas proteger de sus consecuencias. Muchas personas deciden descansar del gimnasio durante este tiempo, y aunque no está mal que pauses tu entrenamiento hasta un máximo de 30 días, lo más recomendable es que no excedas ese tiempo y retomes con seguridad tu plan de ejercicios.

Es esencial que protejas tu integridad física primero ante los riesgos que significa practicar ejercicios en el gimnasio durante el verano. No obstante, confía en que es posible realizarlos, si los acompañas de recomendaciones que equilibran tu fuerza muscular y protegen tu cuerpo de cualquier tipo de lesión. Acompáñanos a descubrir las sugerencias que te darán la seguridad necesaria que estás buscando.

Seguridad para regresar a entrenar a los gimnasios este verano

Hombre asiste a gimnasio.
En el gimnasio, utiliza ropa cómoda y transpirable.

A la hora de acudir al gimnasio, deberías tomar en cuenta varios aspectos para proteger tu salud. Si bien durante el verano es común que la afluencia de personas disminuya porque coincide con la época de vacaciones, igualmente habrá personas con las que tengas que interactuar. Es cierto que lo peor del Covid-19 parece haber pasado ya. Sin embargo, toma en consideración estas sugerencias para minimizar el contagio.

Ejercicio individual

Lo más seguro es que practiques tu rutina de ejercicios solo, ya que si involucras más personas, pueden aumentar las probabilidades de contagio. Evita al máximo las rutinas grupales que involucren altos niveles de intensidad. Solo si eliges grupos pequeños en áreas de mucha ventilación, estarás garantizando tu seguridad.

Uso de mascarilla

Aunque cada vez son menos los sitios donde es obligatorio su uso, esta también representa una medida de protección para ti. Puede que consigas el gimnasio con mucha gente practicando ejercicios y cuando tu no los estés ejecutando, puedes hacer uso de tu mascarilla para evitar el contagio. Uno de los aspectos que nos ha enseñado la pandemia es la importancia de cuidar cada detalle de nuestra salud en los espacios comunes donde compartimos con muchas personas.

Planificación

Si está dentro de tus posibilidades, es ideal que puedas planear los días en los que acudirás al gimnasio. Elige aquellos momentos y horas con menor presencia de personas, así te sentirás más seguro. Los protocolos de bioseguridad en cada recinto son importantes para que te ejercites con confianza.

Reduce la duración

El objetivo es que practiques tus rutinas con calma sin sentirte presionado por terminar. Puedes establecer lapsos máximos de tiempo para desarrollarlos, no los alargues innecesariamente. No le des mayor importancia de la que en realidad tienen estas medidas, recuerda que lo único importante es que las consideres para cuidar tu salud.

6 consejos para entrenar en el gimnasio este verano

El verano es una época del año caracterizada por las altas temperaturas que condicionan tu cuerpo y tu salud física, también es un momento del año donde en muchos países es sinónimo de vacaciones  y tiempo libre. Algunos deciden salir a conocer lugares y para otros es ideal para iniciar entrenamientos físicos que moldeen su cuerpo. Es por ello que te aconsejamos seguir las siguientes indicaciones para entrenar en el gimnasio cuidando tu salud en el verano.

Cómo prevenir las infecciones de la piel en el gimnasio.
Colocar una toalla sobre los elementos puede ser una buena manera de protegerte contra las infecciones en el gimnasio en verano.

1. Escapa de las horas con altas temperaturas

Evita ejercitarte en los momentos donde se alcanzan picos máximos de calor. Tienes que ser flexible en tu planificación para que puedas modificar cualquier entrenamiento si es necesario y como consecuencia de algún pronóstico relacionado con olas de calor  que puedan perjudicarte. Si el gimnasio cuenta con un microclima fresco para tus rutinas, puedes sentirte seguro de ejercitarte.

2. La vestimenta es importante

El objetivo es que te sientas fresco y que la ropa no se convierta en un obstáculo que te pueda incomodar. Selecciona prendas que presenten propiedades adicionales para el ejercicio, tales como: resistencia al fuego, repelencia de bacterias y aislamiento térmico. Existen tiendas que venden este tipo de ropa, acude a ellas y pide el mejor asesoramiento. Así, mejoras tu funcionalidad corporal y dejas de preocuparte por factores externos.

3. La toalla es un gran aliado

Si comienzas a ejercitarte en verano, es muy probable que tiendas a sudar mucho y necesites una toalla para mantenerte seco y cómodo. También, puede pasar que quieras evitar tener contacto con las máquinas y muebles que otros usaron; entonces, la toalla te servirá para apoyarte con tranquilidad.

4. Hidratación controlada

Es tu misión beber agua e hidratarte con regularidad. Tu cuerpo está constituido por agua en un 70 %; de ahí la importancia de su consumo mientras realizas ejercicios. Además de agua, existen otras bebidas específicas que te ayudan según el tipo de rutina que desarrolles.

Si los ejercicios son extensos con bajas temperaturas y donde transpiras poco, lo más recomendable son las bebidas deportivas hipertónicas que tienen ingredientes como agua, electrolitos e hidratos de carbono simple o complejos.

En caso de practicar ejercicios en ambientes calurosos y con mucha intensidad donde los niveles de sudoración son altos, tienes que ingerir bebidas isotónicas que incorporan sales de rehidratación y azúcares. Esto te ayuda a reponer fluidos y energía, retardando la fatiga, evitando ataques cardiacos y calambres. Recuerda consultar la ingesta de estas bebidas con un especialista que lo apruebe.

5. Controla la magnitud

Tienes que contener el grado con el que progresas en la rutina, pues si elevas la intensidad de tus movimientos sin ningún límite, puedas comenzar a forzar a tu organismo. Recuerda que el verano te exige estar más tranquilo de lo habitual para que soportes el calor y las sensaciones térmicas. Si te cansas antes de tiempo y ocasionas que tu cuerpo no rinda en los demás ejercicios, estarías yendo en contra de tu plan de entrenamiento para beneficiar la salud.

6. Descansa suficiente

Ante la realidad del verano, es aconsejable que le des a tus músculos tiempo suficiente para recuperarse. Si realizas ejercicios con regularidad en cualquier época del año, trata de aumentar los minutos que dedicas, entre cada serie de ejercicios, a reposar. Si lo combinas con ejercicios de respiración, vas a potenciar tu capacidad de recargar energías en el menor tiempo posible.

Recomendaciones nutricionales al entrenar en el gimnasio este verano

Al llevar a cabo un entrenamiento, sabes que la rutina debe ir más allá del lugar donde entrenes. Cuida tu alimentación y el ambiente donde te desenvuelvas. Primero, puedes aumentar la ingesta de líquidos a donde quiera que vayas porque con el calor tu organismo pierde mucha agua. Además, es más conveniente que realices cinco comidas ligeras al día que comer en exceso tres veces.

En tus comidas, incluye siempre frutas y verduras, pues estas, en general, contienen vitaminas, minerales, mucha agua, fibra y son ligeras para digerir. Si las consumes crudas, aprovechas todos sus nutrientes. Intenta consumir pocos alimentos con exceso de grasas, como los embutidos, ya que son más aconsejables para la época de invierno.

El objetivo de estas recomendaciones es que entiendas que lo más importante en esta época es facilitar la digestión de todos los alimentos que consumas mientras entrenas en el gimnasio este verano.

The post 6 consejos para entrenar en el gimnasio este verano appeared first on Mejor con Salud.

Artículos Relacionados