14 curiosidades sobre los pezones femeninos y masculinos

14 curiosidades sobre los pezones femeninos y masculinos

Los pezones femeninos y masculinos son una zona del cuerpo sobre la que, en realidad, no se habla mucho. Pese a esto, habría mucho que decir de ellos, comenzando porque son casi tan particulares e individuales como una huella digital.

De hecho, ya es toda una curiosidad que haya pezones femeninos y masculinos. En las mujeres cumplen con el papel evolutivo de facilitar la lactancia. Lo que llama la atención es que no son tan diferentes a los de los hombres.

Los pezones femeninos y masculinos varían mucho en tamaño, forma y volumen de una persona a otra.

Uno de los datos curiosos sobre los pezones femeninos y masculinos es que se forman primero que los órganos sexuales. Así mismo, pueden quedar en erección, bien sea por estímulos eróticos o por acción del frío.

1. Hay entre 4 y 8 tipos de pezones femeninos y masculinos

En términos generales, los pezones femeninos y masculinos pueden ser planos, salientes, invertidos o sin clasificar. Estos últimos corresponden a los que son divididos o múltiples.

Así mismo, una persona puede tener un pezón de un tipo y el otro de un tipo diferente. De este modo, hay al menos 8 configuraciones básicas de pezones.

2. Es normal tener pezones invertidos

La mayoría de los pezones son prolongados, o sea, sobresalen. Los pezones invertidos hacen lo contrario: se meten dentro.

Sin embargo, esto último sigue siendo normal. También lo es que un pezón sea invertido y el otro no, o que cambien con el tiempo.

Pezones y función de la lactancia.
Aunque la función más asociada a los pezones sea la de la lactancia, hay muchos datos sobre esta parte del cuerpo que son relevantes.

3. Los pezones pueden cambiar de tamaño

Los pezones de las mujeres pueden cambiar durante un embarazo. Un estudio llevado a cabo en 2013 con un grupo de embarazadas comprobó que los pezones tuvieron un crecimiento, así como la areola, durante el curso de la gestación.

4. Una cosa es el pezón y otra es la aréola

Es común que cuando se habla de pezones femeninos y masculinos se haga referencia a la zona que comprende tanto el pezón como la aréola. Esta última corresponde al área de color más oscuro que rodea al pezón. En cambio, el pezón como tal es la zona que está en el centro del seno y que se encuentra comunicado con las glándulas mamarias.

5. Sí, el pezón puede tener vello

Alrededor de los pezones hay folículos pilosos. Esto quiere decir que en los pezones femeninos y masculinos puede haber vello.

Esto no tiene nada de anormal, aunque esos pelos sean un poco más oscuros y fibrosos que en el resto del cuerpo. Se pueden retirar si desagradan o causan alguna molestia.

6. Hay pezones dobles

Una de las curiosidades más asombrosas sobre los pezones femeninos y masculinos es que no siempre hay uno solo en cada seno. Existen personas que tienen dos en cada aréola y ambos pueden producir leche para los bebés. Esto se conoce como pezón doble y bifurcado.

7. También existen los pezones múltiples

Puede sonar extraño, pero 1 de cada 18 personas puede tener pezones múltiples. Estos reciben el nombre de supernumerarios.

Aplica para pezones femeninos y masculinos. Hay un caso reportado de un hombre con 7 pezones. También el caso de una mujer que tenía un pezón en el pie y de otra que lo tenía en un muslo. Este último, a pesar de su ubicación, produjo leche después de dar a luz.

8. Hay personas sin pezones

Así como hay personas que tienen más de un pezón en cada aréola, e incluso muchos más en distintas partes del cuerpo, también los hay que no tienen pezones. Esta es una muy rara condición que recibe el nombre de athelia y solo puede tratarse mediante cirugía de corrección mamaria.

También podría interesarte::
¿Cómo estimular los pezones de tu pareja?

9. Los bultos alrededor de los pezones son normales

Es normal que alrededor de los pezones haya unos bultos, que corresponden a las glándulas de Montgomery. Estas cumplen con la función de mantener cómoda y lubricada toda la zona del pezón y la aréola. Por lo tanto, esas protuberancias no deben ser motivo de preocupación.

10. Los pezones masculinos también producen leche

Aunque es muy raro que ocurra, también hay casos de hombres que producen leche a través de los pezones. Esta condición se llama galactorrea y apenas se han registrado unos cuantos casos a lo largo de la historia. Sin embargo, tampoco hay suficientes estudios, por lo que no se sabe qué tan frecuente puede ser.

11. Los pezones participan en la estimulación sexual

Los pezones femeninos y masculinos son sensibles a los estímulos sexuales e incrementan la excitación. Así se verificó en una investigación en la que el 82 % de las mujeres y el 52 % de los hombres lo ratificaron.

También puede ser molesto o incómodo para algunas personas, por lo que no se puede dar por hecho que siempre sea gratificante. Mejor preguntar.

12. Es normal el dolor en las mujeres

El dolor en los pezones es un síntoma muy habitual en las mujeres. Muchas veces forma parte del síndrome premenstrual o de otros cambios hormonales.

También puede ser efecto del uso de algún sujetador, una irritación o una alergia. Durante la lactancia no es raro que las madres experimenten dolor en esa zona. Si la molestia persiste o es muy severa se debe hablar con el médico.

13. No se deben pasar por alto las secreciones

Toda secreción en los pezones femeninos y masculinos debe ser reportada al médico. Esto suele ser un indicador de problemas de salud. Si la secreción va acompañada de sangre, lo correcto es consultar de inmediato.

Dolor en los pezones.
Los pezones a veces duelen, lo cual podría ser normal. Pero si hay secreciones distintas al momento de la lactancia, entonces hay que consultar.

14. Estuvieron de moda

Durante varios siglos, entre el XV y el XVIII para ser más exactos, estuvo de moda enseñar los pezones en público. Los vestidos para dama estaban diseñados para que quedaran expuestos. La tendencia la impuso Agnes Sorel, amante del rey Carlos VII, y fue adoptada por mujeres de todas las clases sociales.

Una pequeña parte muy importante

Los pezones femeninos y masculinos son una parte muy pequeña del cuerpo, pero como hemos comprobado, participan en muchas funciones importantes. Entre ellas, la lactancia, pero también la excitación sexual.

Como cualquier otra región del organismo, si una persona siente que hay algo extraño, nota cambios muy abruptos o percibe molestias que no resultan habituales, lo indicado es comentarlo con el médico.

The post 14 curiosidades sobre los pezones femeninos y masculinos appeared first on Mejor con Salud.

Artículos Relacionados